Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

'D'Artagnan' va camino de Grecia

Una de las mayores dragas del mundo pone rumbo al Mediterráneo tras una semana en la capital

La draga 'D'Artagnan' frente a la costa capitalina de San Cristóbal la semana pasada.

La draga 'D'Artagnan' frente a la costa capitalina de San Cristóbal la semana pasada. JUAN CASTRO

Durante la última semana D'Artagnan, considerada como una de las dragas de corte de succión más potentes del mundo, ha precidido la bahía de Las Palmas de Gran Canaria a la espera de poder continuar su travesía transatlántica. Este gigante de los mares, que ha estado fondeado frente al litoral capitalino antes de entrar en la dársena de África, realizó tareas de avituallamiento antes de poner rumbo en la madrugada del miércoles al jueves al puerto de Astakos, al oeste de Grecia, a una velocidad de seis kilómetros por hora.

El pasado cinco de julio D'Artagnan partió del puerto de Point Lisas, en el país caribeño de Trinidad y Tobago. El pasado martes se apostó frente a las costas del barrio marinero de San Cristóbal, desde entonces ha dominado el horizonte de la capital con su característico color verde. Finalmente, este miércoles pudo entrar en La Esfinge, por lo que unas horas más tarde partió hacia el Mediterráneo.

Bajo bandera francesa, la embarcación pisó los mares por primera vez en 2005 con el nombre de D'Artagnan, uno de los personajes de ficción más conocidos de la literatura gala del siglo XVII. Tras su botadura la draga se convirtió en la más potente de su clase. Sus características son demoledoras: cuenta con dos bombas de dragado interna y una tercera sumergida en la escalera de corte. En total, su potencia supera los 28 megavatios, equivalentes a una pequeña planta térmica flotante. Además, sus dos hélices pueden generar una velocidad superior a los 12 nudos. De esta manera la máquina es capaz de ser autopropulsada, es decir, puede moverse con sus propios motores.

Cuando está a pleno rendimiento el material de dragado es bombeado a tierra a través de un tubo de descarga de un metro. Esta preparada para dragar a profundidades comprendidas entre los seis y los 35 metros. Además, puede alojar al mismo tiempo a una tripulación de 43 personas.

Con base en el puerto galo de Marsella, en sus más de diez años de vida ha realizado importantes obras de dragado en puertos de medio mundo. En España vació de tierra la ría de Avilés, en Asturias en 2008. Aunque, sin duda, esta trituradora de roca es conocida entre los portuarios por haber participado en los trabajos de ampliación del Canal de Panamá en la última década, un terreno en el que se movió "como pez en el agua".

Con sus casi 124 metros de largo y una amplitud de 25 metros, D'Artagnan cuenta con un movimiento pendular que le permitió trabajar dentro del canal de navegación, pues lograba desplazarse para dejar hueco a los barcos que intentaban cruzar entre el Caribe y el Pacífico. Una vez en tierras panameñas, esta gigantesca trituradora se encargó de vaciar los fondos del lago Gatún, la entrada a los dos océanos y el conocido como Corte Culebra durante unos 14 kilómetros que atraviesan miles de hectáreas de selva tropical.

Este mosquetero de los mares se encargó de preparar el fondo subacuático del canal para poder ampliarlo a un tercer carril y permitir, de esta manera, el paso de buques de mayor calado, los conocidos ahora como postpanamáx. Estos alcanzan los 366 metros de eslora y son capaces de transportar 12.000 contenedores, unos barcos que hasta la finalización de los trabajos, en 2016, estaban obligados a dar la vuelta a Sudamérica para pasar de un océano a otro.

El peso de este gigante, que lleva el nombre del protagonista de las novelas de mosqueteros de Alexandre Dumas, supera las 2.600 toneladas. Por sus características es apropiado para dragar materiales granulares y con acabados irregulares gracias a su bomba de succión unida a un tubo que se encarga de absorver el material rocoso. Un coloso que a última hora de la tarde de ayer apenas dejaba atrás las costas de Lanzarote en un viaje que le llevará hasta Grecia.

Compartir el artículo

stats