Suscríbete

La Provincia - Diario de Las Palmas

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El Puerto retira de Belén María los tanques de BP para unirse a la ciudad

El consejo dicta hoy su caducidad por falta de actividad

El Puerto retira de Belén María los tanques de BP para unirse a la ciudad

Los ocho depósitos de combustibles de BP repartidos en dos concesiones a la entrada del Puerto de La Luz, junto a la rotonda de Belén María y el arranque de la calle Doctor Juan Domínguez Pérez, tienen los días contados. El consejo de administración de la Autoridad Portuaria de Las Palmas, que se reúne esta mañana en La Luz, tiene previsto dar luz verde a sendos expedientes de caducidad que supondrán el fin de dos de las concesiones más antiguas del Puerto.

Hace tiempo que BP dejó de usar esos depósitos. Eso al menos es lo que la petrolera ha venido asegurando ante la Autoridad Portuaria a la hora de pagar la tasa de actividad, vinculada al volumen de trabajo en las concesiones. "La propia empresa hablaba de actividad cero", indica al respecto el presidente de los Puertos de Las Palmas, Juan José Cardona, que asegura que el organismo ha consultado con el Consejo de Estado los trámites pertinentes antes de elevar el asunto al consejo de administración.

El espacio ocupado por los depósitos está conformado por dos concesiones de suelo público. La primera de ellas tiene más de 80 años de antigüedad: fue concedida en 1935 por la Dirección General de Puertos, dependiente por aquel entonces del Ministerio de Industria y Comercio, a la entidad Española Vacuum Oil Company of Canary Islands "para ocupar terrenos en el Puerto de La Luz al objeto de instalar depósitos de combustibles líquidos y tuberías de conducción de los mismos" de acuerdo con el proyecto redactado seis años antes por el ingeniero Luis de Castroverde, según publicaba en marzo de aquel año la Gaceta de Madrid, antecedente del Boletín Oficial del Estado.

La segunda concesión que ahora es objeto de caducidad fue otorgada 14 años más tarde, en 1949, por la Dirección General de Puertos y Señales Marítimas del Ministerio de Obras Públicas. En este caso se trataba de una autorización a la entidad Standard Oil Company of Spain "para ocupar terrenos en la explanada de Tomás Quevedo, del Puerto de La Luz, con destino a a la instalación de depósitos de combustibles". Se da la circunstancia de que en aquella ocasión la Vacuum Oil Company llegó a presentar un escrito de oposición a la solicitud de la Standard Oil al entender que tenía derecho de prioridad, aunque finalmente renunció a la petición.

Con el paso de las décadas, ambas concesiones acabaron bajo el paraguas de la compañía BP Oil España. La transmisión de la titularidad fue ratificada por el propio consejo de administración de la Autoridad Portuaria hace 16 años, en abril de 2002.

Una vez completado el procedimiento, y a la espera de los potenciales recursos que BP pueda presentar contra la decisión del consejo de administración, la Autoridad Portuaria deberá decidir el futuro que dará a esos terrenos, que a pesar de no ser de grandes dimensiones, sí se encuentran en un enclave estratégico en las inmediaciones de la entrada al Puerto. Cardona asegura que el espacio "tiene una vocación de ser destinado a usos más blandos", esto es, menos industriales o más cercanos a las ideas de interacción Puerto-Ciudad que se han aplicado en otros puntos de la dársena interior de La Luz.

Cardona no descarta ninguna opción para la zona, incluso cederla parcialmente si con ello se logra reorganizar el tráfico en la zona y ganar fluidez en el punto que conecta la GC-1, El Sebadal y el Puerto de La Luz, y explica que el resto de depósitos de la zona correrá previsiblemente la misma suerte cuando en el futuro concluyan sus concesiones. El presidente de la Autoridad Portuaria asegura que antes de avanzar en este sentido será necesario, en cualquier caso, "conciliar el deseo del Puerto y la ciudad" de que pase a tener un uso terciario "con la consideración de estratégico" que tiene el servicio de abastecimiento de combustible a buques, en el que los recintos de la provincia ocupan el primer puesto del sistema estatal con 1.413.707 toneladas servidas entre enero y julio. En este contexto, el proceso de introducción del gas natural licuado como combustible de referencia de las industrias marítimas en sustitución del fuel y el diésel -la primera planta se levantará entre La Esfinge y el Reina Sofía- también puede influir en la transformación de esta zona.

Compartir el artículo

stats