Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El cableado de nueve kilómetros de Red Eléctrica llega a Ciudad Alta

La instalación de nuevos conductores de energía discurrirá por la avenida de Escaleritas, las inmediaciones de La Ballena y parte del Lomo Apolinario

Vista de las obras de Red Eléctrica ayer en Paseo de Chil, la zanja ha descubierto los arenales bajo la calzada. JUAN CASTRO

La instalación de cableado eléctrico que está llevando acabo la compañía Red Eléctrica en Las Palmas de Gran Canaria se traslada a la Ciudad Alta después de varios meses de trabajos en diferentes calles de la zona del Puerto. Una vez finalice el proyecto, la nueva vía soportará una potencia de 66 kilovoltios y tendrá una longitud total de 8,6 kilómetros, en un recorrido que se prolongará entre los subestaciones del Muelle Grande y el Lomo Apolinario. Según fuentes de la compañía, el proyecto pretende mejorar la seguridad y la calidad del suministro en la capital.

En las últimas semanas los operarios de la entidad han comenzado a trabajar en el entorno del Paseo de Chil, en un tramo de poco más de 700 metros de longitud entre el nexo con Olof Palme y la subida a la avenida de Escaleritas, unas obras que han obligado a cerrar al tráfico uno de los carriles de circulación de dicha vía.

Red Eléctrica prevé continuar los trabajos en la zona alta de la ciudad en los próximos meses. Desde Paseo de Chil, la nueva línea de energía se prolongará por casi toda la avenida de Escaleritas durante unos 2,3 kilómetros. Concretamente en el tramo comprendido desde el Club La Cornisa y hasta la rotonda del puente de La Feria, en la intersección con las calles Pedro Infinito, Sargento Provisional y Doctor Marañón.

Las obras continuarán por esta última calle hasta la rotonda de la gasolinera Repsol de La Ballena. Llegados a este punto, los trabajos continuarán por la carretera del Norte en un tramo de poco más de 400 metro paralelos al centro comercial. Una vez alcancen la rotonda de incorporación a la circunvalación, el proyecto continúa por la vía de servicio de la autovía GC-23, junto al polígono industrial Miller. Tras esta, las zanjas se prolongarán por la Urbanización Residencial Mestisay. Finalmente, el último tramo de la nueva línea de conducción de energía discurrirá por la calle Aconcagua entre la entrada al barrio de Casablanca III y el Lomo Apolinario, justo donde se encuentra la subestación eléctrica de Pino Apolinario.

El proyecto comenzó a ejecutarse a finales de junio en la calle Doctor Juan Domínguez Pérez, en El Sebadal, junto a la subestación eléctrica conocida como Muelle Grande. Desde allí, las obras se prolongaron por todo el trazado de Juan Rejón y parte de las calles Albareda, Padre Cueto, Sagasta, Alfredo L. Jones, Veintinueve de Abril, Fernando Guanarteme y, finalmente, unos 400 metros de la calle Olof Palme.

Los trabajos en gran parte de este recorrido han concluido tras varios meses de trabajo. Durante el transcurso de los mismos, los operarios se encontraron con varios contratiempos, principalmente en la zona baja de La Isleta. En agosto encontraron en las calles Juan Rejón y Albareda restos del adoquinado y del tranvía que en el pasado vertebró la capital grancanaria entre Triana y la zona del Puerto.

Pero, el hallazgo que más dio de qué hablar se produjo en las inmediaciones de los jardines del Castillo de La Luz. Allí los obreros descubrieron un cráneo humano, entre otros huesos. Desde el principio los historiadores barajaron diversas hipótesis. El arqueólogo Marco Moreno ha determinado que se trataría de una persona que falleció en una horquilla de tiempo que va desde finales del siglo XV, bajo el periodo de la conquista castellana, y principios del XVII, tras los mayores ataques piráticos a la Isla. Además, los expertos no han podido determinar con seguridad el sexo de los restos descubiertos.

Según un comunicado de prensa de Red Eléctrica, este proyecto cuenta con una inversión de 8,7 millones de euros. Tal y como se publicó en el Boletín Oficial de la Provincia (BOP) en junio, esta obra permitirá aumentar el mallado de la red de transporte de energía eléctrica dentro del área metropolitana de la capital grancanaria, de esta manera especifica que se podrán evitar situaciones que afecten a la calidad del suministro.

El BOP especifica que esta obra tiene un "carácter de urgencia y de excepcional interés". El proyecto forma parte del Plan de Desarrollo de la Red de Transporte de Energía Eléctrica aprobado en Consejo de Ministros en 2015. El sistema que se verá favorecido está formado por las subestaciones de Muelle Grande, Guanarteme, Buenavista, La Paterna y Lomo Apolinario, y líneas asociadas.

Compartir el artículo

stats