Centenares de personas se acercaron ayer hasta el paseo de Las Canteras para participar en la Grand Pink Run, una multitudinaria marcha para visibilizar la lucha contra el cáncer de mama. La carrera, que está organizada por la Asociación Canaria del Cáncer de Mama y Ginecológico, cumplió su tercera edición con un éxito de asistencia. Durante seis kilómetros, la distancia que separa la plaza Saulo Torón y El Rincón ida y vuelta, los participantes estuvieron acompañados por la Banda de Agaete, entidad que quiso colaborar con la causa. La organización tiene como objetivo concienciar a la ciudadanía de la importancia de la prevención y fomentar la detección precoz de esta enfermedad.