La rada sur recibió ayer la visita del CHL Innovator, un peculiar barco casi único en el mundo, ya que solo existen otros dos como él. Este particular granelero, consignado en Las Palmas de Gran Canaria por Hamilton y Compañía, pertenece a la clase BIBO, un acrónimo que traducido del inglés significa "Entra en granel, sale en bolsa", porque la mercancía que transporta -el buque está especializado en azúcar refinada- llega en bruto y es empaquetada en una planta instalada en la propia nave. En sus más de 30 años realizando este tipo de operaciones ha transportado más de siete millones de toneladas de este producto por el mundo. Procedente del puerto francés de Ruan, continuará camino de Dakar este jueves tras repostar en Gran Canaria.