Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Desajustes en la potencia dejan las farolas sin luz en varios barrios

Calles de Guanarteme, Ciudad Jardín y San Nicolás han estado a oscuras varias jornadas

Imagen parcial del risco de San Nicolás a oscuras el martes, donde se observan hasta cuatro farolas apagadas.

Imagen parcial del risco de San Nicolás a oscuras el martes, donde se observan hasta cuatro farolas apagadas. LP / DLP

Diferentes calles de los barrios capitalinos de Guanarteme, Ciudad Jardín y San Nicolás han permanecido con las farolas apagadas por la noche durante varios días en las últimas semanas. La causa, según la concejalía de Alumbrado Público de Las Palmas de Gran Canaria, se encuentra en el proceso de digitalización que se está llevando a cabo en los contadores de las luminarias en las diferentes vías de la ciudad, el cual ha provocado "desajustes" en el sistema. Fuentes de Endesa, la compañía eléctrica encargada de actualizar la red de contadores, han señalado a este periódico que estos fallos se deben a un "consumo superior a la potencia contratada por el Ayuntamiento", de manera análoga a cuando "saltan los plomos" en el interior de una vivienda particular.

Según fuentes municipales, los apagones han sido resultado directo de un salto en los ICP (Interruptor de Control de Potencia) que tienen incorporados las distintas farolas de la vía pública. "Tras el cambio de contadores suelen producirse este tipo de situaciones en las que el ICP actúa con mayor facilidad", han apuntado desde el Consistorio. Unos desajustes que han mantenido a oscuras a distintas vías de la capital en las últimas semanas.

Por otro lado, fuentes de la compañía eléctrica detallan que debe ser el Consistorio quien tendrá que "regularizar y ajustar" la potencia que tienen contratada para evitar así este tipo de situaciones. Para ello pueden solicitar dicho servicio a Endesa, de la misma manera que lo haría cualquier usuario particular de a pie en caso de tener problemas con el ICP. La otra opción que ofrece la compañía es resolver el problema de "manera interna".

Ya en la mañana de ayer varios técnicos de la concejalía de Alumbrado Público se encargaron de revisar los contadores de las farolas en diferentes calles del risco de San Nicolás. Vías como Domingo Guerra del Río, Milagro, Doctor Manuel de la Nuez, Girasol, San Nicolás o Limonero han permanecido completa o parcialmente durante las noches del lunes y el martes de esta semana.

Cabe resaltar que estas vías son en su mayoría estrechos callejones repletos de escaleras que, al carecer de alumbrado, se ven envueltos por completo por la oscuridad. Varios vecinos tuvieron que hacer uso de linternas de bolsillo o móviles para iluminar el paso y poder llegar a sus viviendas de manera segura. Solo la disposición en cuesta del barrio permitió que las farolas de calles superiores, que no han sufrido ningún tipo de avería, lograran iluminar parte de las vías inferiores de la zona.

Esta situación a oscuras también se vivió en las últimas jornadas en el barrio de Ciudad Jardín. Los cortes en el suministro eléctrico público se dieron, principalmente, en las calles aledañas al parque del Estadio Insular.

Guanarteme es otro de los barrios que ha sufrido inconveniente en las dos últimas semanas a causa de los apagones en las farolas. Las aveías se han producido en calles tan señaladas como Pelayo, conocida por los numerosos conflictos con origen en los apartamentos Astoria, y también en Fernando Guanarteme. En esta última vía, los cortes se produjeron hace dos semanas en el tramo entre las plazas Fray Junípero Serra, conocida popularmente como los Betancores, y Farray. Esta avería coincidió con el fin de semana del cambio de hora en una zona de ocio nocturno que se ha vuelto tristemente famosa en los últimos meses por una serie de peleas entre clientes de algunos bares.

Garantizar el servicio

La concejalía de Alumbrado Público ha comunicado a este periódico que exigirá a Endesa mediante un oficio a "garantizar que no dejen sin luz las calles de la ciudad" como ha ocurrido en las últimas jornadas. No obstante, el Consistorio achaca esta situación a problemas derivados del proceso de digitalización de contadores. Cabe recordar que la legislación vigente obliga a las administraciones a mantener iluminadas las vías públicas.

Endesa lleva desde 2010 modernizando el sistema de contadores de todo el Archipiélago, tanto para clientes particulares como para el sistema de alumbrado público de todos los municipios isleños. En este proceso la compañía ha cambiado los antiguos contadores analógicos por otros inteligentes. La legislación vigente marca el mes de diciembre del presente año como fecha tope para terminar este proceso de actualización del sistema. Por este motivo, la compañía ha acelerado el cambio de contadores en los últimos meses, con especial incidencia en ciertos barrios de la capital grancanaria.

Compartir el artículo

stats