Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Cartas de guerra desde Gran Canaria

Alumnos del Liceo Francés y del Colegio Alemán revivieron el Armisticio de la I Guerra Mundial

15

Encuentro de alumnos por el centenario del armisticio de la I Guerra Mundial

Charlotte es una joven alemana que ha vivido en sus carnes los horrores de la guerra. El 11 de noviembre de 1918 su país acepta las condiciones del Armisticio que marcaron Francia, Reino Unido y Rusia, conocidos como la Triple Entente. Una noticia que llegó al campo de batalla como un jarro de agua fría, que les dejó en el cuerpo una mezcla de sorpresa y esperanza. "Quiero enviarte esta postal para que maduren tanto como yo". Así encabezó esta joven la última carta que les envió a sus padres desde la contienda. Una nota que finaliza con una promesa: "Se los explicaré todo, porque en un par de días estaré allí".

Realmente, Charlotte es alumna de 2º Bachillerato en el Liceo Francés de Gran Canaria. Esta carta la escribió ayer, con motivo de un encuentro entre alumnos de su escuela y ocho escolares del Colegio Alemán. Una actividad que celebraron con motivo del centenario del Armisticio de la I Guerra Mundial. "Con la intención de hermanar ambos pueblos y fomentar las ventajas de la pluralidad lingüistica y cultural", explica Loïc Chatton, director del centro.

Una serie de postales de principios de siglo decoran estos días la entrada del Liceo Francés. En el reverso de cada una de ellas los alumnos han plasmado una historia como la de Charlotte. Testimonios de esperanza de aquellos que lograron conservar la vida hasta el día del Armisticio. En este caso, los alumnos alemanes escribieron en francés y viceversa.

La vida en las trincheras

Junto a las cartas, una exposición desgrana los aspectos más importantes e interesantes sobre la I Guerra Mundial. Desde la dura vida en las trincheras a los tiempos de tregua en Navidad, pasando por . "¿En qué consiste una tregua?", se preguntó alguno de los alumnos de bachiller durante la explicación. "Interrumpieron por unos días la guerra", contesta un chico de 3º ESO, que son quienes se encargaron de detallar la muestra a sus compañeros de cursos superiores.

Fátima Martínez, profesora de Historia en el Liceo Francés, se encargó de reunir en estos paneles algunas curiosidades reseñables de la guerra. Por ejemplo, imágenes de los conocidos como poilus -peludos-, unos soldados galos que destacaron por llevar la barba grande. También hizo hueco al importante papel que cobró la mujer en este tiempo. "Son ellas quienes pasaron a levantar la economía", apunta Martínez.

Aunque no todo fueron penurias. Tal y como explican los alumnos de secundaria, fueron los soldados británicos quienes popularizaron el fútbol en otros países de Europa al jugar a la pelota en los ratos libres de la contienda. Por último, los jóvenes conocieron el papel de la guerra en el arte y la cultura popular. Les dieron a conocer algunas de las películas ambientadas en la época y reproducciones de cuadros pintados en el periodo de Entreguerras (1918-1939).

Si la semana pasada fueron Emmanuel Macron, presidente de Francia, y Angela Merkel, canciller de Alemania, quienes representaron una fotografía histórica en la que rindieron tributo a los millones de personas que murieron en la contienda, estos días la batuta pasa a la red de colegios franceses por el mundo. El país galo cuenta con una red de casi 500 centros escolares repartidos en 130 países.

Unas jornadas para conmemorar el centenario de una fecha que cambió la Historia. Pero, no todo son exposiciones y clases teóricas. Los alumnos del Colegio Alemán también participaron en una serie de juegos de la francofonía de lo más multicultarales. Los chicos y chicas de 6º de primaria les desafiaron a reconocer a distintas personalidades francófonas, ubicar los países de lengua francesa en un mapa o descubrir diferentes refranes populares en Francia.

Compartir el artículo

stats