Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Propuestas ciudadanas

Un centro de divulgación marina para la bahía de El Confital

Un científico propone en la web municipal de participación ciudadana crear un centro de interpretación y acuario en El Rincón

Vista de El Rincón con los volcanes de La Isleta, al fondo.

Vista de El Rincón con los volcanes de La Isleta, al fondo. ANDRÉS CRUZ

La playa de Las Canteras y su entorno natural conforman un ecosistema marino de alto valor ecológico que debe ser preservado para las generaciones futuras. Para ello, los expertos consideran esencial la divulgación de los valores que encierra. El científico marino Juan Alberto Crespo ha propuesto en la página web de participación ciudadana del Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria la creación de un centro de interpretación de la Bahía del Confital en la zona de El Rincón. La idea se basa en un proyecto de fin de carrera que presentó a la Universidad de Las Palmas de Gran Canaria hace unos años, cuyo diseño intenta aunar investigación y divulgación científica en un mismo edificio.

El área de la Bahía del Confital, delimitada por la costa suroccidental de La Isleta, el Istmo y los acantilados del Rincón, es un espacio altamente modificado por el ser humano a lo largo de la historia. A pesar de esto, se ha conservado un ecosistema natural de gran valor ecológico por su biodiversidad, variedad de ambientes y extensión, tal y como describe Crespo en la sinopsis del proyecto que ha presentado al Ayuntamiento. La intención del científico marino es "impulsar" la creación de un centro de interpretación de este entorno natural.

A principios de año la consejería de Ciudad de Mar informó sobre la posible creación de un museo de sitio de Las Canteras y su entorno natural. La idea es que este ocupe una serie de locales en la zona náutica del Real Club Victoria, en La Puntilla. Por ahora no hay novedades a cerca de este proyecto. A juicio de Crespo, "este tipo de centros acaban perdiendo el interés tras su novedad inicial, solo atrayendo después a foráneos que nunca lo hayan visitado". Por este motivo propone la creación de un espacio "mucho más dinámico e innovador", dando gran protagonismo al entorno. En la web de participación ciudadana asegura que "vuelve" a enviar esta propuesta al Ayuntamiento, con la intención de aportar ideas y como fuente de "inspiración" para futuras acciones.

El ambicioso proyecto de Crespo estaría situado en El Rincón. Concretamente ocuparía la parcela del aparcamiento disuasorio de Sagulpa y los solares de las antiguas naves industriales de la zona. El centro serviría de "transición" entre la ciudad y el mar. No obstante, la idea consiste en crear una pequeña bahía artificial para la que habría que desmontar el terreno y modificar el trazado actual de la antigua Carretera del Norte.

El Centro de Interpretación de la Naturaleza-Aquarium de la Bahía de El Confital, que es como lo ha bautizado Crespo, estaría formado por un edificio enclavado dentro de esa laguna artificial junto al océano. En el documento se detallan las medidas del hipotético recinto: unos 130 metros de largo por 140 de ancho. La altura del centro sería de casi 33 metros, de los cuales 19 serían bajo el nivel del mar. En total, estaría conformado por un ático jardín, cuatro plantas y un sótano.

El objetivo de la bahía artificial será "permitir la reproducción de diferentes hábitats marinos de la zona de tal manera que puedan desarrollarse con una menor presión antropogénica". Una serie de compuertas impedirán la entrada de oleaje intenso desde mar abierto. El documento señala que la laguna debería tener 136 metros de largo por 435 de ancho.

El proyecto detalla con gráficos la composición del exterior y de cada una de las plantas que conformarían este curioso centro de interpretación. La laguna estaría protegida por dos espigones donde hoy se encuentra la Carretera General del Norte. En su interior se formaría una dársena a imitación de la playa de Las Canteras con barreras rocosas, varios arenales, charcas mareales y una pradera submarina. El lecho de esta tendrá una ligera pendiente y un máximo de siete metros de profundidad.

Alrededor del edificio habrá varios tanques y criaderos. Algunos de estos servirán para el cultivo de algas y otros para la rehabilitación de animales salvajes. Más allá de ahí habrá un jardín donde se recrearía con flora y faunas autóctonas el ecosistema terrestre de la costa grancanaria.

La primera planta de este centro de investigación incluiría un restaurante, una tienda, la recepción, un área de talleres infantiles, un observatorio de aves y varias salas expositivas. Estas se centrarán en Las Canteras, la historia y etnografía del lugar, la geografía de la bahía y su conexión con el resto de los archipiélagos de la Macaronesia. En estos espacios predominarían los contenidos interactivos.

La segunda planta estaría centrada en la investigación científica. Habría varios laboratorios, tanques de cría y despachos. La tercera se denomina como "intermareal" pues esta estará sumergida o no según las mareas. Se trataría de un espacio dedicado en su totalidad al acuario. "El visitante pasará de la primera planta a esta con el acuario pelágico de enlace, para ello utilizará las escaleras que descienden por una de las caras de un tanque con ventanales a través de los que observar su interior", especifica el documento.

El acuario estará formado por una serie de tanques de diferentes alturas iluminados con luces LED o con luz artificial. El autor asegura que en el interior de las piscinas predominarán "los elementos físicos de la naturaleza, poco tenidos en cuenta en la mayoría de los acuarios". Incluye salas divulgativas, con figuras hechas a escala real, paneles interactivos o esqueletos de animales marinos.

Una biblioteca submarina ocuparía la mitad de la cuarta planta. Se trataría de un gran espacio circular entorno a un tubo de metacrilato con acceso directo al mar. Además, en el acuario pelágico se recrearían los ecosistemas de aguas más profundas y contaría con un observatorio a la laguna artificial. Habrán también aulas y despachos de docentes.

Crespo intenta con este proyecto "incentivar" al Ayuntamiento a hacer algo en la zona. Su idea tiene el objetivo de buscar la transmisión de conocimientos o la rehabilitación del medio en un espacio dinámico y abierto a la ciudadanía.

Compartir el artículo

stats