Los trabajos de pavimentación que tendrán lugar en la avenida de Las Petrolíferas, la arteria principal que vertebra el Puerto de La Luz desde La Esfinge hasta el Muelle León y Castillo, serán compatibles con el tráfico rodado. Así lo desvela el pliego de condiciones que ha presentado la Autoridad Portuaria de Las Palmas en la Plataforma de Contratación del Estado y cuya adjudicación se ha hecho pública a la empresa Petrecan S. L. por un importe de 395.377,61 euros. Dichas obras consistirán en la reconstrucción de la calzada dado el avanzado estado de deterioro que presenta en la actualidad.

Según fuentes de la Autoridad Portuaria, los trabajos deberán comenzar a finales de enero. No obstante, el pliego de condiciones técnicas especifica que estos deberán comenzar en el plazo máximo de un mes desde el momento en el que se produce la adjudicación de la obra. Esta tendrá como ámbito de actuación el tramo de la avenida de Las Petrolíferas que discurre entre la plaza Mr. Jolly -frente a la sede de Trasmediterránea- y el cruce con la calle Pinillos Izquierdo. El resto de la vía, que se prolonga hasta la rotonda de acceso a la Zona Franca y el muelle Nelson Mandela, se encuentra en mejor estado por lo que no entra dentro del proyecto de repavimentación, al menos en esta fase.

Los trabajos tendrán que efectuarse exclusivamente en horario nocturno, "en tantas fases como sean necesarias para que se permita mantener el tráfico de entrada y salida", según especifica el pliego técnico. De esta manera, al menos uno de los viales deberá mantenerse abierto dentro de este horario. Además, la adjudicataria deberá hacer todo lo posible para que al día siguiente se pueda restablecer la circulación completa en toda la calle.

De esta manera, las actividades de explotación portuaria deberán compaginarse con las obras de pavimentación de la manera más efectiva posible y causando el menor número de molestias a los usuarios del Puerto. Cabe recordar que se trata de una avenida que da acceso a diferentes empresas e instalaciones, entre ellas, los astilleros de Astican, además de ser la única vía de conexión entre el área de La Esfinge y la ciudad de Las Palmas de Gran Canaria.

El pliego del concurso especifica que, en caso de producirse algún tipo de "afección" entre la actividad empresarial y los trabajos de pavimentación, tendrán prioridad los primeros, de tal manera que la adjudicataria no recibirá por ello ningún tipo de compensación económica, según se especifica en el proyecto. No obstante, la obra consistirá en la demolición de la actual calzada para ser repuesta posteriormente, de esta manera, se denota cierta complejidad a la hora de compaginarla con el tráfico habitual de la vía, más teniendo en cuenta el elevado porcentaje de vehículos pesados que soporta dicha avenida.

El tramo donde discurrirán las obras tiene un longitud superior a los 1.200 metros de longitud. Además, los trabajos afectarán a las numerosas plazas de aparcamiento que existen ambos lados de la calzada. El material de obra y la maquinaría pesada que se utilizará se dispondrá a lo largo de la mediana arbolada ancha que existe en el primer tramo de la avenida.

Este proyecto fue aprobado por el Consejo de Administración del Puerto el pasado mes de septiembre dado el gran número de baches, parches y grietas que presenta esta calzada en la actualidad a causa del tráfico pesado que soporta. La iniciativa salió a concurso con un presupuesto base de 649.334,22 euros, por lo que la empresa adjudicataria, que fue elegida entre cinco aspirantes, ha realizado una baja de poco más de 250.000 euros.