Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Rehabilitación del Pueblo Canario | El museo crece

El Museo Néstor contará con una tienda y una cafetería en la oficina de la OMIC

Con la anexión al pequeño inmueble el enclave gana una entrada por la calle León y Castillo | La ampliación fue propuesta por Daniel Montesdeoca en 2002

Oficina de la OMIC en el entorno del Pueblo Canario. Juan Castro

La rehabilitación del Museo Néstor marcará un antes y un después en la entidad que salvaguarda el legado del pintor canario. Y es que, además del remozamiento de sus instalaciones, estas se extenderán hasta la que fuera la casa de la Oficina Municipal de Información al Consumidor (OMIC) donde está previsto que se emplacen una tienda y una cafetería externa. Así lo anunció el director del enclave cultural, Daniel Montesdeoca, quien resaltó la importancia de esta ampliación dado que con el pequeño inmueble el centro museístico también gana una entrada por la calle León y Castillo.

Fue en diciembre de 2017 cuando el museo cerró sus puertas para proceder a la retirada de muchas de sus obras con el objetivo de protegerlas durante la reforma. Los trabajos están enmarcados dentro del proyecto de rehabilitación del Pueblo Canario que arrancó a finales del pasado año y que está dividido en tres fases. Las dos primeras se han centrado en el saneado y refuerzo de las estructuras del Bodegón y la ermita, así como en la eliminación de sus humedades, la restauración de sus cubiertas y la sustitución y reposición de varios de sus elementos, entre otras acciones.

En la última etapa, las tiendas, la plaza y el museo son los protagonistas de las obras que, en el caso de este último, ya se acometen en su sótano. Esta parte es la que "más se va a alterar", aseveró Montesdeoca, ya que presentaba un gran estado de deterioro debido a las humedades que han empezado a combatirse. "Ya se han puesto las inyecciones de ósmosis para evitar que se extiendan", explicó el director del museo.

Este es tan solo el pistoletazo de salida a un gran número de intervenciones que tienen puesta las miras en la mejora y refuerzo de las estructuras, pero también en la accesibilidad para facilitar que las personas con movilidad reducida puedan visitar las instalaciones. Además de los nuevos baños adaptados, el museo contará con rampas y ascensor, así como con aparatos de aire acondicionado.

En lo que a la ampliación se refiere, la obra contempla la acotación del jardín trasero del centro cultural hasta la casa de la OMIC que se denomina pabellón sur del hotel Santa Catalina y se encuentra en la plazuela de La Caleta. Inicialmente, allí se barajaba la instalación de las oficinas o de un departamento pedagógico, si bien finalmente está previsto que se abra una pequeña tienda y una cafetería exterior. Un proyecto en el que actualmente trabaja el arquitecto Javier Mena, según explicó Montesdeoca.

Esta ampliación del Museo Néstor fue planteada hace casi dos décadas por su actual director. La principal ventaja de esta anexión a lo que hasta antes de las obras era la oficina de la OMIC es que permitirá conectar el enclave con la calle León y Castillo, lo que contribuirá a aumentar la visibilización del centro museístico que está llamado a convertirse en el punto de referencia cultural que se merece.

Compartir el artículo

stats