Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Puerto

Róterdam se fija en una empresa canaria para el dragado de alta precisión

Una aceleradora especializada en 'startups' portuarias selecciona a Subsea Mechatronics | El equipo recibirá orientación durante seis meses en Holanda

El robot submarino es extraído del agua en un puerto gallego.

El robot submarino es extraído del agua en un puerto gallego. LP / DLP

La empresa Subsea Mechatronics, especializada en ingeniería, diseño e I+D y radicada en el espacio colaborativo de desarrollo de proyectos de innovación marina Marine Park de Las Palmas de Gran Canaria, acaba de ser seleccionada para participar en un programa de aceleración de empresas en la principal ciudad portuaria de Europa, Róterdam. Durante los próximos tres meses, un equipo de la compañía se desplazará hasta la urbe holandesa para impulsar la comercialización de un robot que permite realizar dragados de mantenimiento a pequeña escala con mayor precisión y menor impacto ambiental que las soluciones disponibles en la actualidad en el mercado.

Para llegar hasta aquí, Subsea Mechatronics ha tenido que superar un intenso proceso de selección de cuatro días en Róterdam con presentaciones de un minuto y diez reuniones diarias con los socios de la aceleradora de empresas PortXL, que desde 2015 reúne a importantes actores de la industria portuaria holandesa -navieras, empresas industriales o de investigación, sociedades de inversión y autoridades portuarias, entre otros- para impulsar la innovación en los entornos marítimos. De su base de datos de 1.300 startups, en la aceleradora seleccionaron en un primer momento a 200 y de estas, junto a la empresa canaria, solo han logrado pasar otras 20.

Última milla

La tecnología que Subsea Mechatronics aspira a comercializar bajo licencia es fruto del trabajo de tres años llevado a cabo por un consorcio en el que participó la compañía canaria junto a tres empresas gallegas. El proyecto recibió una subvención de Centro para el Desarrollo Tecnológico Industrial (CDTI) del Ministerio de Economía que permitió construir el prototipo al que ahora se le buscará salida comercial gracias al apoyo de los socios de PortXL.

El trimestre en Róterdam que comienza a finales de marzo está planteado como un periodo intensivo de formación en distintos ámbitos. Durante doce semanas, los mentores -profesionales que trabajan en distintos departamentos de las firmas socias de la aceleradora- les asesorarán en varias materias imprescindibles para lograr esa salida comercial.

Entre las empresas que participan en PortXL como socias se encuentran algunas de las principales firmas de dragado y construcción de dragas, como Boskalis o Royal IHC, que se fijaron en la capacidad del proyecto de Subsea Mechatronics para cubrir un nicho de mercado cada vez más demandado por la industria. La firma canaria, que aspira a ir de la mano de las grandes compañías del sector para resolver el problema de la ultima milla en aquellos trabajos de dragado a los que les supone un mayor esfuerzo llegar, recibirá consejos diarios sobre cómo mejorar el modelo de negocio o realizar presentaciones a potenciales inversores, entre otros aspectos.

Durante estos tres meses, el equipo también tendrá la oportunidad de realizar presentaciones ante posibles clientes de la tecnología que aspiran a comercializar internacionalmente. Estos casos piloto, que se desarrollan en condiciones reales y con empresas reales, supondrán de hecho un escaparate para la empresa canaria ante compañías habituadas a trabajar en grandes proyectos de dragado en todo el mundo. Esa facilidad para llegar a los actores más destacados del mercado es otra de las ventajas del programa de aceleración, puesto que facilita el establecimiento de contactos que de otro modo tardarían años en fraguar, según señalan desde Subsea Mechatronics.

Tras la fase de aceleración, en junio llegará el momento de consolidar esas relaciones con otras empresas que arrancan ahora. Durante un evento denominado shakedown, el equipo realizará una presentación del proyecto, que por entonces ya deberá haber madurado hasta tener viabilidad comercial, con el objetivo de comenzar a rubricar sus primeros contratos, y a partir de entonces realizarán varios viajes de ida y vuelta a Rotterdam durante el verano para nuevas jornadas de mentorización, aunque en realidad no desaparecerá la relación con PortXL, ya que uno de los requisitos de la aceleradora es participar en el accionariado de las nuevas empresas.

Compartir el artículo

stats