La Fundación Telésforo Bravo Juan Coello ha denunciado un nuevo caso de atentado geológico. En esta ocasión en el yacimiento de Fuente del Sao, en el municipio de Las Palmas de Gran Canaria.

"Esta nueva aberración la causaron "personas" que creyendo imitar a los antiguos pobladores del Archipiélago lo único que hicieron es privarnos de nuestro patrimonio cultural y el legado que nos dejaron los aborígenes... Las pintadas y rayaduras no tienen más de dos meses. También han dejado su basura. Queremos nuestro patrimonio arqueológico intacto, íntegro. Si nos ha llegado en buenas condiciones, en algunos casos después de más de mil años ¿Por qué estos individuos nos privan de poder disfrutarlo y legarlo a nuestros hijos?", denuncian.