Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Caen las cuarenta casas de Guanarteme

La promotora Habitat Las Canteras construirá en su lugar un edificio de nueve plantas y cien viviendas | Las grúas proceden a desescombrar el solar contiguo

Aspecto del exterior de las cuarenta casas el jueves, la grúa ya ha empezado a desescombrar el solar contiguo.

Aspecto del exterior de las cuarenta casas el jueves, la grúa ya ha empezado a desescombrar el solar contiguo. josé carlos guerra

La piqueta llega a las últimas cuarenta casas de Guanarteme que quedaban en pie. Las grúas llegaron esta semana al pasaje que se situa entre las calles el Cid y Pelayo de la capital grancanaria. Una vez finalicen los trabajos de demolición y desescombro, la inmobiliaria Habitat Las Canteras, de la mano del estudio de arquitectura Bello y Monterde, levantarán un edificio de nueve plantas. Este albergará un bajo con locales comerciales, garajes y cien viviendas distribuidas en dos bloques unidos por pasarelas.

En esta primera fase de los trabajos, la constructora se está encargando de desescombrar el solar contiguo a este grupo de históricas viviendas. Además, tendrá que eliminar la callesita peatonal denominada Cuarenta Casas, situada en el interior de la manzana, para dejar espacio al nuevo edificio, el cual contará con un estilo "vanguardista", según especifica la promotora en su página web.

El edificio tendrá que retranquearse con respecto a la posición actual de las cuarenta casas. De esta manera, habrá una mejor conexión y continuidad entre las calles Juan Manuel Durán y República Dominicana. En 2003 el Ayuntamiento unió ambas tras la demolición de otras construcciones, con la intención de mejorar la circulación en las vías paralelas a Mesa y López. A día de hoy, este tramo sigue careciendo de acera peatonal en la misma trasera del grupo de viviendas obreras de principios del siglo XX, donde todavía se observan los restos de las casas que ya han desaparecido.

La inmobiliaria tendrá, por tanto, que dotar a la calle República Dominicana de aceras en este tramo del vial tras la intervención. De esta manera, se dará por finalizada una operación urbanística que se ha demorado más de una década a causa de la crisis económica. No obstante, la piqueta llegó por primera vez a esta manzana del barrio de Guanarteme en octubre de 2011, momento en el que fueron derribadas la otra mitad del grupo tan singular de casas rojas.

En un principio el proyecto estuvo paralizado por parte del Ayuntamiento. Lo cierto es que el antiguo grupo de viviendas sociales en régimen de alquiler seguía habitado en 2011. La anterior inmobiliaria -Lucas EuroPromociones S. L- y los vecinos del callejón vivieron un litigio durante varios años, pues estos se negaban a marcharse. Finalmente, el Consistorio dio el visto bueno para levantar una construcción de ocho plantas más ático.

Los vecinos que aún residían en el grupo de veinte viviendas que serán derribadas en los próximos días, aquellas que se salvaron de la piqueta hace ocho años, terminaron por abandonar la finca. Desde entonces la zona ha terminado como un foco de polémicas. Tras la marcha de los últimos inquilinos las casas fueron tapiadas y el solar fue vallado. Esto no evitó que de tanto en cuanto el solar fuera ocupado.

A finales del verano pasado sería la inmobiliaria Habitat Las Canteras la que daría nuevas noticias para esta parcela de 2.381 metros cuadrados. Por lo que cae así uno de los últimos reductos de casas terreras de principios del siglo XX, en este caso construidas adosadas al estilo inglés, en uno de los barrios más cotizados de Las Palmas de Gran Canaria por las constructoras.

Las nuevas viviendas tendrán uno, dos o tres dormitorios, más trasteros y plazas de garaje. Algunas de estas contarán también con más de un baño. La cocina estará integrada con el salón a través de una cristalera. Los precios alcanzan los 301.500 euros según especifica la inmobiliaria en su página web. Los pisos de las plantas superiores contarán con terrazas que den al exterior. No obstante, el edificio colindante en la manzana apenas cuenta con cuatro alturas.

Esta no es la única promoción inmobiliaria que ha arrancado en el barrio en los últimos meses. Guanarteme vuelve a convertirse tras los duros años de la crisis económica en un foco inversor para los constructores. Distintas empresas cuentan con nuevos proyectos ya en marcha en Fernando Guanarteme o Castillejos. En total se contabilizan seis nuevas torres de entre nueve y trece plantas en la zona.

Compartir el artículo

stats