Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Archivada la denuncia de Ciudad Jardín contra la MetroGuagua

Los vecinos del barrio capitalino abandonan su intención de paralizar las obras del nuevo sistema de transporte público de la ciudad

Obras de la MetroGuagua en Alcaravaneras en 2017.

Obras de la MetroGuagua en Alcaravaneras en 2017. Andrés Cruz

Las obras de la MetroGuagua pueden proseguir sin trabas judiciales de por medio. El Juzgado de lo Contencioso Administrativo número uno de Las Palmas de Gran Canaria ha dado por terminada la causa que pretendía paralizar las obras del nuevo sistema de transporte de la capital. La magistrada María de los Ángeles Delgado Alonso ordena archivar el caso por desistimiento de la parte demandante, la asociación de vecinos Defensa de Ciudad Jardín, además de devolver el expediente administrativo a la oficina de procedencia. Según fuentes del área de Movilidad, los litigantes han decidido abandonar su intención de suspender la implantación del BRT.

Delgado Alonso ha dado por terminada la causa mediante decreto. El desistimiento de la causa permite a los demandantes volver a abrir el mismo pleito en un futuro si así ellos lo consideraran oportuno. No obstante, la magistrada no entra a valorar la legalidad del proyecto de la MetroGuagua, por lo que la causa queda imprejuzgada. Lo cierto es que las obras del tramo del BRT que pasa por Ciudad Jardín y Alcaravaneras, las cuales molestaban a los vecinos del barrio, terminaron en septiembre del año pasado.

Hace justo un año este juzgado emitió un auto en el que rechazaba las medidas cautelares que plantearon vecinos, comerciantes y taxistas de la zona de Ciudad Jardín y Alcaravaneras. Estos reclamaron entonces paralizar las obras y cancelar el proyecto bajo el pretexto de la ausencia de estudios previos de impacto medioambiental ni haber salido a exposición pública.

El juez Alfonso Silos López de Haro argumentó entonces que debe "prevalecer el interés general", representado en la necesidad de dotar a la ciudad de un nuevo sistema de transporte público "rápido y eficaz", por encima de intereses particulares.

Tribunal Superior

Posteriormente, el pasado mes de febrero el Tribunal Superior de Justicia de Canarias (TSJC) ratificó dicho auto. Sin entrar a valorar la implantación de la MetroGuagua, los magistrados desestimaron el recurso de apelación que presentó en su momento la asociación de vecinos. De esta manera, en ambas ocasiones las pretensiones de los residentes en Ciudad Jardín de paralizar el proyecto quedaron en el olvido, tal y como ha ocurrido con este decreto.

Al igual que hiciera el Contencioso administrativo, el TSJC argumentó que la paralización de los trabajos de la MetroGuagua afectarían tanto a las empresas contratistas como a los derechos de todos los ciudadanos. Esto se debe al avanzado estado en el que se encontraban las obras por ese entonces.

Vecinos de Ciudad Jardín decidieron pleitear con el nuevo sistema de transporte público a los pocos meses de comenzar las obras de su implantación a través de la calle Pío XII. Dichos trabajos trabajos empezaron a ejecutarse en julio de 2017, a modo de primera fase del proyecto, y terminaron en septiembre del año pasado. De esta manera, ha desaparecido uno de los motivos de sus quejas iniciales. Aunque hay otros dos tramos en obras a día de hoy, los de Blas Cabrera Felipe y Mesa y López; además de otros tantos cuyas obras comenzarán en los próximos tres años.

La asociación El Sol sale para todos sí logró que los Juzgados reclamaran al Ayuntamiento la publicación de un estudio de impacto medioambiental. El Consistorio alegó entonces que este documento no existía.

Compartir el artículo

stats