Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Un barco alemán cartografía los fondos del Sáhara para prevenir tsunamis

El 'Maria S. Merian' analiza el área submarina donde miles de años atrás ocurrieron varios deslizamientos de tierra l El buque pasa por la Isla tras completar la misión

El barco 'Maria S. Merian', en el muelle de Cambulloneros del Puerto de La Luz, ayer por la mañana. JOSÉ CARLOS GUERRA

Científicos de medio mundo estudian con detenimiento los fondos marinos del Sáhara desde hace décadas. Bajo el agua del Atlántico, el lecho muestra señales de varios deslizamientos de tierras y sedimentos ocurridos cerca del borde de la plataforma continental africana -algunos tuvieron lugar hace cientos de miles de años y otros, aparentemente, hace no más de 2.000-, pero la zona solo cuenta con mapas parciales que no permiten conocer con detalle sus características. Un equipo internacional de investigadores acaba de cruzar el Atlántico para mapear la zona a bordo del Maria S. Merian, un barco de investigación que ayer llegó a La Luz.

El buque partió de Montevideo a finales de abril y desde entonces ha hecho diversos sondeos hidroacústicos cerca de los taludes que conforman las zonas de cabecera. Con estas pruebas, los investigadores esperan determinar algunos parámetros vitales a la hora de evaluar si estos desplazamientos submarinos de grandes masas de tierra tienen la suficiente energía como para generar tsunamis. Los científicos consideran que la forma de estos puntos es indicativa de las dinámicas y los volúmenes que son desplazados en estos sucesos.

El Maria S. Merian, consignado en la Isla por Andrés Perdomo en colaboración con Flick Canarias, es uno de los buques de investigación científica más modernos de Alemania. Construido en el astillero Kröger, dispone de 94 metros de eslora, viaja a una velocidad máxima de 15 nudos y tiene una autonomía de 7.500 millas náuticas. En servicio desde febrero de 2006, se desplaza habitualmente con 24 tripulantes y tiene espacio para un equipo científico de hasta 22 personas.

Tras completar su estancia en Gran Canaria, el Maria S. Merian continuará su viaje para incorporarse a otra misión. Durante varios días navegará con rumbo norte hasta llegar al borde de la plataforma irlandesa. Desde allí se dirigirá a San Juan de Terranova, al este de Canadá, para recopilar datos oceanográficos de la dorsal mesoatlántica entre los paralelos 47 y 48.

Compartir el artículo

stats