Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

AQUÍ LA TIERRA

Raporto pri esperanto

El Grupo Esperantista de Gran Canaria imparte clases semanales de esta lengua en la Biblioteca Pública del Estado

Raporto pri esperanto

Quizá, para empezar, lo más razonable sea hacerlo por el principio: el esperanto, la lengua planificada internacional más difundida y hablada en el mundo, fue creado en 1887 por un oftalmólogo polaco, Ludwik Lejzer Zamenhof, como un idioma fácil de aprender y neutral, especialmente adecuado para la comunicación internacional. Hoy, más de un siglo después, tiene unos dos millones y medio de hablantes, algunos de ellos en Las Palmas, donde se reúnen habitualmente los miembros del Grupo Esperantista de Gran Canaria. A estos últimos está consagrado este reportaje titulado "raporto pri esperanto", o sea, "un reportaje sobre el esperanto", según se escribe en esperanto, lo que este reportero ha podido hacer con la asistencia de Ángel González y Domingo Antonio Reyes "Doan", esperantistas ambos e integrantes del grupo.

Una de las actividades principales del Grupo Esperantista de Gran Canaria es la enseñanza de la lengua ideada por aquel oftalmólogo con ojo para la lengua, y, a tal efecto, tiene una cita semanal en la Biblioteca Pública del Estado, hacia quien Ángel González y Doan expresan gratitud. Con el respaldo de la Federación Española de Esperanto, ambos, de forma desinteresada, imparten clases todos los jueves entre las 18.00 y las 19.30 horas. Todos, salvo los festivos, de modo que hoy no habrá clase por ser "La Kanaria Festo Tago", o sea, el Día de Canarias.

Un poco antes de que comience la clase, el reportero departe unos minutos con Doan y Miguel (prefiere reservarse sus apellidos), único alumno de los seis de este curso que llega a conocer, pues otros dos se hallan en sendos congresos esperantistas en Málaga y Vietnam, y otros más aparecerán más tarde. No han tenido que abonar cantidad alguna para recibir estas enseñanzas, de las que han sabido por la página de Facebook Esperanto Gran Canaria, por un cartel del grupo en la Biblioteca Pública del Estado, o a través del 677 241 902, el número de móvil de Ángel González, quien, por esto no hay que preocuparse, atiende en castellano, aunque se defiende también en otras lenguas, entre ellas el coreano, si bien es cierto que sin la fluidez con que lo hace en español y esperanto.

En la clase de hoy, impartida por Doan, Miguel, el estudiante, continuará con la lección 4 del Método Zagreb, sobre el empleo en esperanto del acusativo. Titulado en Traducción e Interpretación por la Universidad de Las Palmas de Gran Canaria, especializado en inglés, alemán y japonés, Miguel explica que se decidió a estudiar esperanto porque "me parece interesante como lengua de la paz, que es igual para todo el mundo porque no depende de una nacionalidad".

Doan, por su parte, que aprendió esperanto leyendo traducciones de las novelas de Sherlock Holmes y ya tiene el título C-1 de este idioma, acreditado por el Centro Estatal de Exámenes de Idiomas de Budapest y reconocido por la Asociación Universal de Esperanto, declara que "esta es una lengua para que las gentes de todo el mundo puedan conocerse entre sí y reducir los conflictos". El profesor comenta así mismo que con la irrupción de Internet ha aumentado el número de estudiantes en todo el mundo, especialmente jóvenes, "porque el esperanto está más expuesto y plataformas de enseñanza de idiomas como Duolingo ofrecen cursos". Gracias a su dominio de esta lengua, en agosto Doan podrá conversar en Eslovaquia con los asistentes al Congreso Mundial Juvenil de Esperanto, que se celebra bajo los auspicios de la Universala Esperanto-Asocio, o sea, la Asociación Universal de Esperanto.

La conversación prosigue fuera del aula con Ángel González, que estos días anda enfrascado en la lectura de Maskerado chircau la morto, biografía de George Soros, esperantista judío que con trece años escapó de los nazis en Hungría, cambiando, como el resto de su familia, su apellido originario, Schwartz, por Soros, que en esperanto quiere decir "el que se elevará". El libro fue escrito por Tivadar Soros, padre del célebre multimillonario, y publicado originariamente en esperanto por la editorial Stafeto, del profesor palmero Juan Régulo Pérez, autoridad mundial en la materia.

Lector voraz, González ha leído infinidad de traducciones en esperanto, desde Las aventuras de Tintín y Astérix y Obélix hasta La República de Platón, así como muchos libros escritos originariamente en esta lengua planificada, entre ellos La planedo de la senfelaj simioj ( El planeta de los simios sin piel), de Thierry Salomon. Fue este idioma el que le condujo así mismo al Congreso Universal de Esperanto celebrado en Seúl en 2017, en el que se encontró con esperantistas de Azerbaiyán, Bosnia, Estonia, Benín, Togo, Chad, Burkina Fasso, Marruecos, Túnez, Estados Unidos, China, Japón, Alemania, Brasil, Francia, Cuba, Argentina, Polonia, el Vaticano, Mongolia, Nepal, Nueva Zelanda, El Salvador, Macedonia del Norte, Camboya y muchos otros países. En una pausa del encuentro, el profesor González pudo incluso conversar con el presidente de la Asociación Universal de Es-peranto, el canadiense Mark Fettes, quien le preguntó por el estado del esperanto en Gran Canaria. Obviamente no departieron en klingon.

Pero, más allá de las clases y los congresos, Ángel González y Doan se citan periódicamente en alguna cafetería de Las Palmas con los otros miembros del Grupo Esperantista de Gran Canaria para charlar sobre lo divino y lo humano en esta lengua que para decir lengua usa el vocablo "lingvo". Y, gracias también a la facilidad que proporcionan las redes sociales, de vez en vez se incorporan igualmente a la cita suecos, alemanes, ingleses, franceses, noruegos, holandeses, japoneses, belgas, italianos, turcos, rusos y otros extranjeros de paso por la Isla.

Si todas las lenguas tienen considerables cargas ideológicas, el esperanto acusa su vocación fraternal. Por eso una costumbre muy extendida entre los esperantistas es el "pasporta servo", un gesto de hospitalidad por el que, como explica Ángel González, se ofrece a los visitantes de otros lugares un lugar provisional para dormir, "con la condición expresa de que al anfitrión le hablen exclusivamente en esperanto". En fin, estimados lectores, gracias por leer este reportaje sobre el Grupo Esperantista de Gran Canaria, o, dicho en esperanto, "do, estimataj legantoj, dankon por legi chi tiun raporton pri la Grupo Esperanto Gran Canaria".

Compartir el artículo

stats