La portavoz del grupo municipal Popular en el Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria, Pepa Luzardo, ha pedido al gobierno tripartito que se readmita inmediatamente a los 145 trabajadores del servicio de Limpieza que fueron despedidos el 31 de diciembre de 2018 y se cumpla la sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Canarias (TSJC), que declara nulos dichos despidos.

Los problemas sufridos por los trabajadores en el servicio de Limpieza tienen un largo historial, según explica Luzardo, quien recuerda que primero fue el “bochornoso trato” que recibieron del tripartito, ya que fueron llamados durante varios días para formalizar contratos desde el 1 de marzo hasta el 31 de diciembre de 2018, tras lo cual el Tripartito anuló ese compromiso de contratación.

Más tarde, añadió Luzardo, el alcalde Augusto Hidalgo rectificó ante la presión de los trabajadores, la oposición y los medios de comunicación, pero finalmente estableció unos contratos de menor duración a la comprometida para luego amagar con despidos antes de acabar el año que, finalmente, no se produjeron. Los trabajadores continuaron en sus puestos sin firmar ninguna renovación de contrato hasta el 31 de diciembre.

"No solo nadie del grupo de gobierno ha asumido responsabilidad alguna por lo sucedido, sino que además, Hidalgo consintió la mala gestión de la anterior edil” de Limpieza Pilar Álvarez “y no se atrevió a cesarla”, indican los populares.

La mala gestión, la falta de personal o el paso de tres gerentes diferentes explican la falta de eficacia del servicio de Limpieza en estos años de gobierno del tripartito formado por PSOE, Podemos y Nueva Canarias.

La portavoz popular Pepa Luzardo concluye diciendo que “los engaños a los trabajadores traen estas consecuencias”.