Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Puerto

La Autoridad Portuaria desahucia un restaurante del Muelle Deportivo

El establecimiento tenía una deuda de 16.000 euros l La empresa asegura que el Puerto "no quería" renovarles la concesión pública

Terraza precintada del restaurante Puerto Marina.

Terraza precintada del restaurante Puerto Marina. Tony Hernández

La Autoridad Portuaria, uno de los restaurantes del Muelle Deportivo de la capital grancanaria. La entidad que dirige Juan José Cardona señaló en el Consejo de Administración del pasado mes de julio que el desalojo administrativo se produciría a raíz de una deuda de 16.000 euros contraída por parte de la sociedad Amigo Hotels & Resorts, encargados de gestionar el local comercial bajo concesión pública.

Desde la empresa, quienes asumieron el local a finales de 2017 después de un traspaso del anterior gestor, señalan que han intentado "por activa y por pasiva" negociar. Estos aseguran que el Puerto "no ha querido renovar la concesión". No obstante, indican que en la orden de desahucio administrativo que les llegó este lunes se hablaba de "finalización de plazo de concesión".

Lo cierto es que el contrato terminó el pasado mes de octubre, señalan. Desde entonces han estado trabajando gracias a permisos de ocupación temporal, "y para poder hacerlo tienes que estar al corriente de pago", recalcan. No obstante, el negocio sí reconoce que no han abonado las últimas cuotas. "Como tardan hasta un año en devolver la fianza decidimos que se cobraran el pago de ahí", indican. Esto en vistas de que no podrían renovar la concesión pública del local, pues la Autoridad Portuaria sacó a concurso este y otros cuatro locales en el Muelle Deportivo pero con un cambio de uso.

Cardona, por su parte, asegura que "si hubieran pagado se habría negociado la continuidad en el local". El pasado Consejo de Administración dio a conocer los resultados de dicho concurso: cuatro de las cinco concesiones quedaron desiertas. Tan solo uno de los locales quedó asignado, en este caso a Ezequiel Antonio Alonso Medina. El futuro negocio estará dedicado a la venta de embarcaciones, motores y accesorios náuticos diversos.

Las nuevas bases se ajustaban para que estos locales - situados en la calle Joaquín Blanco Torrent, paralela a la Avenida Marítima- albergaran negocios con vistas a los servicios náuticos y las reparaciones navales. Cardona señala que el sector de la restauración en el Muelle se encuentra a día de hoy "colmatado" y que prefiere "impulsar" actividades "más propias" de un muelle. "Hemos planteado primar las actividades náuticas por las dificultades que hemos podido observar dentro del sector de la restauración, con muchos traspasos y dificultades para pagar las tasas y sobrevivir", apunta.

Hasta el lunes existían un total de 11 locales de restauración entre de la calle Joaquín Blanco Torrent y los del Centro Comercial Sotavento. Una oferta que, por el momento, se ha visto reducida a diez establecimientos y que previsiblemente disminuirá más.

Compartir el artículo

stats