Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Premios del Turismo 2019 | Federación de Vela Latina Canaria

"Los turistas se quedan asombrados de las peculiaridades de la vela latina"

"No es solo un deporte, es una forma de vida, todos tenemos en casa alguien cercano a esta actividad centenaria", explica Bernardo Salom

Bernardo Salom, presidente de la Federación de Vela Latina Canaria. tony hernández

El premio del Turismo

Por supuesto. Antes que nada quiero agradecer al Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria, a la Concejalía de Turismo y a Pedro Quevedo por este premio, en especial porque, como usted bien dice, es un reconocimiento a su historia. Este año se cumplen 115 años desde su primera regata, allá por el año 1904. Se trata de destacar cómo aquella forma de vida se fue convirtiendo con el tiempo en un deporte.

Usted ha comentado que llegaron en un momento complicado, en el que solo había siete botes que salían al mar. También es un espaldarazo a la labor de la Federación, ¿no es así?

Bueno, es un reconocimiento a la labor de la Junta Directiva, pero, sobre todo, al esfuerzo de toda la gente que forma la Vela Latina. Como usted dice, cuando nosotros llegamos sólo estaban inscritos siete botes, hemos logrado llegar hasta trece, pero tenemos que seguir. Tenemos la espinita de recuperar botes como, por ejemplo, El Porteño o el Unión Risco, y botes que, por su historia, merecen estar navegando en la bahía de Las Palmas de Gran Canaria. No descansaremos hasta que lo consigamos.

La Vela Latina es más que un deporte, es una forma de vida.

Sí, la Vela Latina nace de una forma de vida. Los antiguos habitantes de Las Palmas de Gran Canaria tenían su sustento familiar con los botes, en el Puerto, para acercar a la gente que iba a los barcos rumbo a América. Hoy en día es raro ver una familia que no tenga entre sus miembros a un abuelo, un tío, etc, que no tengan relación con la Vela Latina. Nos sentimos orgullosos de que, después de las regatas de los fines de semana, tengamos ese hermanamiento para hablar de la Vela Latina, donde reconocemos el esfuerzo de once bregadores que luchan contra las condiciones climatológicas y contra otros botes para ganar esa pega. Al final, somos una familia. Tenemos doce botes con 20 tripulantes cada uno, más la gente de tierra, los cocineros y todos los que ayudan... Es muy hermosa esa sinergia que se ha creado. Estamos muy unidos.

¿Qué va a significar este premio para su trabajo diario?

El año pasado recogimos la Medalla de Oro de Las Palmas de Gran Canaria, que fue un primer paso, y esto es un salto importante en ese reconocimiento al trabajo que hicimos en un principio, cuando llegamos. Eso nos da fuerzas y nos lleva a pensar que estamos haciendo las cosas bien, que estamos recuperando un deporte que pertenece a la sociedad y a la cultura de esta ciudad. Nuestro empeño, además, es sacar la Vela Latina a todas las Islas. Hemos creado la primera escuela de vela fuera de Las Palmas de Gran Canaria, en concreto en la isla del El Hierro; y nuestro empeño es seguir trabajando y tener un mayor número de botes. Toda la gente que tiene relación con la Vela Latina se debe sentir en el Muelle Deportivo como si estuviera en su casa, como era hace unos años.

¿También es importante para atraer al turismo?

Nosotros navegamos los fines de semana, gracias a los Alisios, desde marzo a septiembre-octubre. No coincidimos con la época de mayor llegada de cruceros, pero estamos trabajando con el Ayuntamiento para que esos turistas que llegan, sobre todo del norte de Europa, conozcan esta forma de navegar. Ellos tienen tradición en la navegación a vela y se quedan asombrados de las peculiaridades de nuestro bote, que tiene una vela desproporcionada en relación al tamaño del casco. Se quedan encantados de conocer un deporte tan peculiar.

Compartir el artículo

stats