Suscríbete

La Provincia - Diario de Las Palmas

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Un millar de escolares quiere 'limpiar' la ciudad de malhechores

La Policía Nacional realiza su tradicional exhibición con motivo de la festividad de los Santos Ángeles Custodios

70

Jornada de puertas abiertas de la Policía Nacional

Cantaba Concha Velasco, en su famosa canción de mediados de los 80: "Mamá, quiero ser artista. Mamá, por favor, compréndeme, quiero ser artista". Ayer, cerca de mil escolares gritaron al unísono que querían ser agentes policiales y les pidieron a sus padres y madres que fueran indulgentes y les permitieran cumplir su sueño de liberar a la ciudadanía de los malhechores. Con motivo de la celebración del Día de la Policía Nacional, el Cuerpo estatal organizó una jornada de puertas abiertas en el capitalino parque de Juan Pablo II al que acudieron estudiantes -la mayoría de ellos de Infantil y Primaria- de una docena de centros educativos, algunos de ellos de educación especial.

"Estamos encantados con la presencia de los niños. Para nosotros es un placer y un orgullo estar aquí disfrutando con ellos, mostrándoles que la Policía está a su lado, que estamos para servirles, para ayudarles y queremos que vean cómo trabajamos y la operatividad que desarrollamos en la calle", explicó el Inspector Moreno, encargado de coordinar las actividades que se desarrollaron durante estas jornadas. Durante tres horas, el parque de Siete Palmas se convirtió en el epicentro de la actividad policial, con medio centenar de efectivos que participaron en las exhibiciones y otro centenar en la organización del evento.

La agenda de esta jornada consistió en una exhibición de defensa personal policial en la que varios miembros del Cuerpo mostraron a los presentes cómo se defienden de los ataques de los criminales. Sobre un tatami, algunos campeones nacionales de artes marciales que trabajan para la Policía Nacional expusieron sus cualidades y enseñaron cómo desarman a los malos, algo que desató la risa y el entusiasmo de los niños y niñas. Posteriormente, los guías caninos y sus perros, muchos de los cuales han sido rescatados de albergues y perreras, hicieron las delicias de jóvenes y no tan jóvenes con varios ejercicios de búsqueda y detección de sustancias estupefacientes, explosivos o dinero, demostrando las cualidades de los canes a la hora de cooperar con los agentes en materia de seguridad. Finalmente, un escuadrón de los Grupos de Operaciones Especiales de Seguridad (GOES) puso el punto de emoción con una recreación del rapto de un menor con efectos especiales incluidos.

Precisamente, esta última exhibición fue la que más llamó la atención de la mayoría de asistentes. Como comentó Andria, una estudiante de 9 años del Colegio San José Artesano de Lomo Blanco, lo que más le gustó fue "cuando los policías salieron de la furgoneta y salvaron al niño raptado y lo devolvieron sano y salvo". Los petardazos de las armas fue lo preferido de su compañera de clase Judith, de 8 años, quien no dudó en afirmar que los agentes "quieren que vivamos seguros y nos van a cuidar siempre: son como nuestros padres, pero en policía".

Sin embargo, a Alejandro, de 9 años y alumno del mismo centro de Lomo Blanco, lo que más le gustaron fueron los perros policía. "Los perros son muy buenos y seguro que son capaces de mejorar su inteligencia", puntualizó mientras sus compañeros reían por detrás con las piruetas de uno de los canes. Al joven le encantaría poder adiestrar a sus animales en casa y enseñarles a hacer "cosas tan chulas" como los del Cuerpo. Esta opinión es compartida por Gema, una educadora del Colegio de Educación Especial de 7 Palmas, para quien los animales han sacado la mejor de las sonrisas a sus alumnos. "A muchos de ellos les gustan los animales y es bonito ver cómo se emocionan, se entusiasman. He visto a algunos de los míos muy contentos cuando veían que aparecían los perros, que hacían una cosa o la otra", esgrimió.

Tanto él, como Judith y Andria, han descubierto que quieren ser policías en el futuro. "Quiero ser policía porque podría ayudar a cuidar el mundo, a luchar por un mundo mejor y poder meter en la cárcel a la gente que esté haciendo el mal", explicó Andria con determinación. Por su parte, Judith quiere seguir la senda de algunos familiares, en concreto de su tío Jonay, a quien suele ver "en las rotondas haciendo su trabajo", algo que le gusta mucho. La idea de "salvar a la gente" es la panacea de Alejandro, el único que admitió que, tras asistir al evento de hoy, tiene claro que quiere dedicarse a las fuerzas y cuerpos de seguridad del Estado.

Amigos de los pequeños

En esta jornada de puertas abiertas estuvieron presentes el delegado del Gobierno en la provincia de Las Palmas, Juan Salvador León, y el Jefe Superior de la Policía Nacional en Canarias, José María Moreno. Este último recalcó que días como el de ayer ayudan a fomentar la "integración del Cuerpo en la sociedad". Para él, es importante decirle a los más jóvenes que las fuerzas y cuerpos de seguridad del Estado están con ellos, que trabajan para ellos y para velar su seguridad. "En definitiva, la frase sería: La Policía es tu amiga", concluyó. Mientras, León subrayó que considera "fundamental" que la sociedad en su conjunta conozca de primera mano la labor que realizan los agentes en su día a día, sobre todo porque la población infantil será "nuestros próximos gobernantes" y tendrán que estar muy sensibilizados con este tipo de cuestiones.

Tras las exhibiciones, los escolares y las decenas de curiosos que se acercaron a presenciar el acto pudieron hacer un recorrido por diferentes carpas en las que distintas unidades policiales mostraban los diferentes medios que usan en su día a día. Allí estaban representados la policía científica, los TEDAX -la unidad especial para desactivar explosivos-, la unidad especial de subsuelo, la Unidad de Prevención y Reacción (UPR), el Grupo Operativo de Respuesta (GOR) o la Unidad de Intervención Popular (UIP), entre otros. Todo bajo la batuta de la delegación de Participación Ciudadana del Cuerpo, que se encargó de coordinar todo para que las jornadas fueran un éxito. También hizo acto de presencia la Unidad Cóndor, con el helicóptero de la Policía Nacional, que aterrizó en medio del parque Juan Pablo II para el entusiasmo de los más pequeños.

Como cada año, en un evento que ya se ha convertido en tradición, la Policía ha querido agasajar a los más pequeños de la casa con estas exhibiciones, poniendo el acento sobre la inclusión, ya que en estas jornadas caben todos por igual. Durante la mañana, también repartieron aperitivos y bebidas para los más pequeños. El día de la Policía Nacional tendrá lugar el próximo 2 de octubre, momento en el que se celebran los Santos Ángeles Custodios.

Compartir el artículo

stats