Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Vuelven los años 70 por Navidad

Casi un centenar de viejos amigos de las míticas discotecas de la capital grancanaria se reúnen por las fiestas para rememorar otros tiempos

Grupo de amigos de las históricas discotecas Cacatúa, El Coto, Wilson, Saxo, Can y Whisky Club este mes en su fiesta de Navidad. la provincia / dlp

Para muchos la Navidad es sinónimo de volver a ver a los amigos y a los seres queridos. Reunirse y recordar viejos momentos. A finales de la década de 1960 la noche era joven en Las Palmas de Gran Canaria. Por las calles del Puerto se multiplicaban las discotecas y la diversión duraba hasta altas horas de la madrugada, cuando ya el cuerpo dejaba de aguantar después de bailar al ritmo de los últimos temas de Los Beatles o Raphael. Por aquel entonces toda una generación se abría paso en un entorno que unos años más tarde protagonizaría. El Coto, la Wilson o el Cacatúa fueron todos unos referentes en la capital durante los 70 y los 80. Muchas de las personas que vivieron aquellos tiempos celebraron este mes un emotivo encuentro en el restaurante El Embarcadero, una fiesta donde la música de Nino Bravo o Camilo Sesto volvió a reinar.

Miguel Pérez, un histórico del ocio nocturno en Gran Canaria, lleva ya diez años reuniendo a buen número de discotequeros de la época. "Tras jubilarme me dio por crear un grupo de viejos amigos, a lo tonto ahora somos más de 500 y hay más de 70 solicitudes", explica, mientras rememora aquellos tiempos del "triángulo de la música" que formaban las calles Alfredo L. Jones, Sagasta y Ripoche. Este relaciones públicas comenzó de muy joven, más o menos en 1968, haciendo colaboraciones para distintos grupos, en especial en el club Britania. Hasta que pisó su segunda casa, tal y como la recuerda, el Cacatúa.

Pérez llegó a pinchar en varios clubes y entró como socio en la Wilson, el Coto, el Beach Club, el Capital y Extra. Una dilatada trayectoria que le permitió conocer a todo tipo de personas. "Al final una amistad es la familia que uno elige y eso me encanta", señala entusiasmado.

Y así nació hace una década el grupo de Amigos de la Cacatúa, Can, Wilson, Saxo, el Coto y Whisky Club. En esta ocasión la noche logró reunir a poco más de 90 de esas personas, aunque otros años han sido más de 100, explica Pérez. Pero, no solo se reúnen en Navidad, pues siempre puede ser un buen momento para compartir y recordar los viejos tiempos. Y así, el verano es tiempo de paellas y los carnavales para hacer fiestas de disfraces.

En su último encuentro, el de estas navidades, contaron con la presencia del cantante de soul Tobita el inglés o con Andrés Vico, "gran amigo, relaciones y deportista", señala Pérez. Tampoco pudo faltar Fran Rivero, quien se encargó de pinchar al igual que ya lo hacía décadas atrás en el club Pick-Up. Pero, además contaron con un show digno de la ocasión, pues el vocalista Carmelo Torres se encargó de cantar temas de Raphael o Alaska.

"Somos unos puretas marchosos", apunta Pérez entusiasmado, por haber compartido un año más aquellos momentos. La velada de esta Navidad aglutinó a un buen número de empresarios, relaciones, DJ's y demás amigos de la noche de los años 70 y 80, principalmente. Baile, música y muchas risas en una fiesta memorable donde volvieron a sonar los ritmos de locales míticos como el Cacatúa y el Coto.

Compartir el artículo

stats