Suscríbete BLACK WEEK

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

ANÁLISIS

Puñalada en el corazón de Vegueta

Centro de acogida a refugiados en Vegueta.

Centro de acogida a refugiados en Vegueta. JOSÉ CARLOS GUERRA

No a más de 50 metros de la Plaza de Santo Domingo, no a más de 30 metros de la sede de La Orden del Cachorro, no a más de 15 metros del Real Club Sporting San José, no a más de ocho metros del Colegio de Economistas de Gran Canaria, justo en la calle Pedro Díaz número 20, alguien, digamos con aparente algo de cordura por no utilizar otros adjetivos calificativos, ha tenido la feliz idea de instalar un centro de acogida a refugiados y, en una superficie de la vivienda de poco más de 300 metros cuadrados en dos plantas, albergar a 40 personas, claramente en hacinamiento total.

Existen en la misma calle y paralelas a ella unos establecimientos extra hoteleros con categorías de Casas Emblemáticas sin que nos olvidemos de que, para obtener dichas calificaciones han pasado por unas inspecciones del Cabildo de Gran Canaria sumamente exigentes, lo que nos parece bien, logrando pues unos estándares que dignifican las inversiones realizadas y por ende, para Vegueta.

A mayor abundamiento tenemos en los alrededores de la referida casa de hacinamiento de refugiados, el Museo Canario, el prácticamente culminado Museo de Bellas Artes, la Iglesia de Santo Domingo, el hotel Suite 1478, la Plaza de Santa Ana con su Casas Consistoriales, el Obispado, la Catedral y un sin fin de casas y fachadas representativas de Canarias que hacen de ellas una ruta turística de primer orden de esta zona y de la ciudad.

Existen soluciones para casos como estos en diversos puntos de la ciudad y mencionando solo dos diría, el edificio de la antigua fábrica del hielo a la entrada del muelle, como también la Casa del Niño de San José, frente a la ciudad deportiva Martín Freire, que habrá que acondicionar. Bueno, y a lo mejor ya tienen 40 personas colaboradoras que ayuden y no se me olvida (perdóneseme la ironía) la gran casona de la calle Maestro Valle esquina a Camilo Saint Sáenz, residencia oficial del Gobierno de Canarias y que al ser este en esta legislatura de aquí, pues que vaya a dormir a su casa.

Bien es verdad que no me imagino un centro de similares características en La Laguna ( Tenerife ) pero aquí en la ciudad de Las Palmas de Gran Canaria no es nada extraño lo de "cosas veredes Mio Cid".

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats