Suscríbete

La Provincia - Diario de Las Palmas

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Las salesianas cumplen 75 años en el barrio de Guanarteme

El Colegio Nuestra Señora del Pilar conmemora su apertura con múltiples actividades

Las salesianas cumplen 75 años en el barrio de Guanarteme

Corría el año 1945 cuando sor María Regla Lazo, sor Nieves López y sor Catalina Franco llegaron por primera vez a Guanarteme. Era la época en la que se consolidaba como la zona industrial de la ciudad en la que se habían instalado numerosos talleres, factorias y conserveras que daban trabajo a miles de personas, muchas de las cuales vivían en chabolas. El analfabetismo también había echado raíces en el barrio, especialmente entre las niñas, forjando una realidad que estas tres monjas salesianas estaban dispuestas a cambiar a través de la educación. Con ese objetivo nació el Colegio Nuestra Señora del Pilar que este año celebra por todo lo alto el 75 aniversario de su apertura con un amplio programa de actividades.

La primera de ellas tendrá lugar mañana con la celebración de una en la parroquia del Pilar de una Eucaristía que estará presidida por el obispo de Canarias, Francisco Cases. Posteriormente, en el salón de actos del CEPS Nuestra Señora del Pilar se llevará a cabo el acto institucional inaugural de la efeméride que estará amenizado por el coro infantil de la Orquesta Filarmónica de Gran Canaria, así como por las actuaciones de Noelia Pulido y Daniela Bolaños. En esta ceremonia en la que también se realizará una presentación de fotografías históricas y se leerán algunos discursos, el plato fuerte será el 'teatrillo' que tiene preparado el alumnado en el que recrearán el día en el que las hermanas llegaron al barrio.

Esto pasó, concretamente, el 30 de septiembre de 1945, después de que el obispo Antonio Pildain les encomendase la misión de combatir la falta de escolarización de las niñas de Guanarteme. "Las hermanas iban y venían cada día desde Tomás Morales, donde vivieron hasta que estuvo lista esta infraestructura y fueron casa por casa diciéndoles a los padres que dejaran venir a las hijas. En un primer momento se empezó con el oratorio, que básicamente era una reunión en la que se hacían juegos y luego había un rato para lo que hoy llamaríamos catequesis", explica sor María Rosa Ortega, una de las ocho salesianas que actualmente llevan 'la casa', como denominan al centro educativo que abrió sus puertas el 22 de octubre de aquel mismo año.

Lo hizo en una pequeña vivienda donada a la diócesis por doña Paca, que contaba con un huerto que hizo las veces de patio. "Aquí también vivían las hermanas en unas condiciones de austeridad extremas, hasta tal punto que cuando llovía tenían que poner cubos para las goteras", recuerda la monja. No obstante, nada de esto les impidió sacar adelante la escuela que poco a poco fue creciendo, en todos los sentidos. Primero, fue femenina, "pero poco después también empezaron a venir niños hasta que hacían la comunión".

No sería hasta la década de los 80, cuando, al convertirse en concertado, chicos y chicas finalizarían sus estudios en el enclave educativo que también ganó terreno con la compra de varias viviendas aledañas, así como al cesión por parte del Cabildo de Gran Canaria de una parcela de terreno. En la actualidad, el Nuestra Señora del Pilar tiene alrededor de 400 alumnos, desde Educación Infantil hasta Educación Secundaria Obligatoria. Todos ellos se preparan para celebrar el 75 aniversario que el 28 de febrero acogerá un macrooratorio en el que participarán los jóvenes de los cinco centros educativos salesianos de Gran Canaria y que tendrá como plato fuerte un concierto de Nico Montero.

Lo seguirán otras actividades como la fiesta de las antiguas alumnas (7 marzo), la presentación del libro sobre la historia del colegio (24 de abril), la presentación de la Cruz de Mayo (5 mayo) o la XIV Maratón Madre Mazzarrello que tendrá lugar en el Manuel Naranjo Sosa (13 de mayo). Posteriormente, se inaugurará una exposición de fotografías antiguas (del 11 al 24 de mayo), así como tendrá lugar la procesión extraordinaria de María Auxiliadora (22 de mayo). También se hará la Fiesta de La Gratitud (6 de junio y el almuerzo con la comunidad educativa (27 de junio). La clausura se llevará a cabo el 22 de octubre, coincidiendo con la fecha de apertura del colegio que ha contado para la celebración con la colaboración de la Asociación de Madres y Padres de Alumnos, tal y como explicó uno de sus miembros, Norberto Ortega. Además han ayudado la Asociación de Vecinos de la barriada de Chile y Guanarteme que preside Pepi González y el Ayuntamiento capitalino que ha cedido algunas infraestructuras.

Compartir el artículo

stats