Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Diamond Offshore vende la plataforma que lleva más tiempo atracada en La Luz

La salida de la 'Ocean Confidence' supondrá actividad en el Puerto aunque finalmente sea achatarrada - Lleva en el recinto capitalino desde junio de 2014

La plataforma 'Ocean Confidence', atracada este fin de semana en el Puerto de La Luz.

La plataforma 'Ocean Confidence', atracada este fin de semana en el Puerto de La Luz. JOSÉ CARLOS GUERRA

La 'decana' de las plataformas petrolíferas del Puerto busca nuevo dueño. El operador Diamond Offshore ha puesto a la venta la Ocean Confidence, el artefacto de la industria petrolera que más tiempo lleva en Gran Canaria. En funcionamiento desde el año 1987 aunque reformada en profundidad en 2001, llegó al recinto capitalino en junio de 2014 siguiendo la estela de otras unidades del mismo armador y desde entonces ha permanecido atracada en distintos muelles de La Luz.

Diamond Offshore comenzó el proceso de enajenación de la unidad el pasado mes de octubre, cuando anunció a través de su informe semestral de actividad su intención de deshacerse de ella. De hecho, la Ocean Confidence, una plataforma apta para operar a grandes profundidades aunque veterana para un mercado que apuesta por unidades más modernas, ya no está incluida en el catálogo del operador.

La venta de la Ocean Confidence, consignada en Gran Canaria por Hamilton y Compañía, significará su salida de la Isla tras cinco años y medio, algo que implicará realizar un plan de remolque, pero que también supondrá cierta actividad para las empresas de reparaciones del Puerto de La Luz. Los trabajos, en cualquier caso, dependerán del destino que aguarde a la plataforma. Incluso en el caso de que su nuevo propietario decida achatarrarla, será necesario extraer de la unidad componentes valiosos que aún pueden ser útiles en otros ingenios del sector petrolero en alta mar.

Durante estos años, Diamond Offshore se ha convertido en un cliente recurrente del Puerto. Antes que la Ocean Confidence, el armador trajo al recinto capitalino en 2013 la Ocean Valiant para ser preparada de cara a su revisión quinquenal. Una vez completado este trabajo, también encargó a Astican la adaptación de la plataforma para climas adversos, una operación denominada winterización que entonces fue considerada como un movimiento clave en la consolidación de La Luz como centro de servicios para este sector en el Atlántico medio, no solo de cara al golfo de Guinea sino a otras regiones como el mar del Norte o América.

Un año más tarde, el operador volvió a confiar en los servicios que ofrecen las empresas del Puerto de La Luz para completar el ensamblaje de una unidad recién incorporada a su flota, el buque perforador Ocean Blacklion. El denominado 'león negro de Hyundai' -fue su construcción número 2.000- recibió los últimos toques en Gran Canaria antes de dirigirse a su primer contrato de perforación gracias a un acuerdo para realizar este tipo de operaciones firmado entre la multinacional coreana y Astilleros Canarios. A finales de 2018, también pasó por el recinto capitalino la Ocean Greatwhite.

La Ocean Confidence, que aún tardará algún tiempo en salir de Gran Canaria, es la más veterana de las 13 unidades de la industria petrolera en alta mar que hay en estos momentos en aguas de la bahía capitalina. También es la única plataforma semisumergible, ya que todos los artefactos restantes son buques perforadores de distintas generaciones. La mayoría está atracada en el Reina Sofía y tres permanecen fondeadas en la rada sur, frente a la costa de San Cristóbal.

Compartir el artículo

stats