Suscríbete

La Provincia - Diario de Las Palmas

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Tercer presidente para Puertos del Estado en menos de dos años

El relevo de Salvador de la Encina es recibido en La Luz con incertidumbre por los proyectos pendientes - Francisco Toledo, hasta ahora en Castellón, ocupará el puesto

Tercer presidente para Puertos del Estado en menos de dos años

El actual presidente de la Autoridad Portuaria de Castellón, Francisco Toledo, será el nuevo presidente de Puertos del Estado. A falta de una ratificación oficial por parte del Ministerio de Transportes de lo que durante los últimos días venían siendo rumores en el sector marítimo, la designación fue confirmada ayer por el presidente de la Generalitat Valenciana, Ximo Puig, que consideró que el también valenciano ministro Ábalos logra con Toledo "un gran fichaje" para el organismo coordinador del sistema. "Es una persona en la que confié en su momento y es extraordinariamente valiosa", aseguró.

El relevo al frente de Puertos del Estado supondrá la incorporación de la tercera persona en menos de dos años al frente de un sistema logístico que solo el año pasado movió 564 millones de toneladas en todo el Estado, una cifra récord que, sin embargo, muestra una estancamiento del crecimiento que se había dado en ejercicios anteriores. De la Encina, un veterano diputado del PSOE por Cádiz, había accedido al cargo en marzo de 2019 como consecuencia de la renuncia por razones personales de la canaria Ornella Chacón, que a su vez había tomado las riendas del organismo tras la moción de censura que llevó a Pedro Sánchez a La Moncloa. Tras dos presidentes procedentes de zonas portuarias de influencia atlántica, como son Las Palmas y Algeciras, Ábalos refuerza la presencia mediterránea al frente del organismo.

En La Luz, cuarto recinto del sistema en tráfico de contenedores, el cambio al frente de Puertos del Estado se ve con cautela. Diversas fuentes consultadas por este periódico mostraron ayer su pesar por el cese de De la Encina y expresaron preocupación por los proyectos de obras, concesiones o pliegos que quedan ahora a la espera de la consumación del relevo y del necesario tiempo de adaptación que requerirá Toledo. De la Encina había realizado su primera visita a las dos autoridades portuarias canarias hace menos de un mes y se había comprometido a avalar diversos proyectos y a apoyar reivindicaciones de las Islas. Entre ellos, aseguró que daría respaldo, "desde el verbal hasta el de gestión", a los Puertos de Las Palmas en su negociación con MSC para apuntalar el menguante tráfico de contenedores en la terminal de Opcsa, para lo que mencionó de soslayo la relación que Puertos del Estado mantiene con la naviera italo-suiza de cara a la ampliación de una terminal de contenedores en Valencia. "Todo el apoyo en el sentido más amplio de la palabra se dará", aseguró.

Por su parte, el aún presidente del organismo responsable de los puertos de interés general remitió ayer una carta a los responsables de las 28 autoridades portuarias del sistema en la que asumía la decisión de Ábalos tras "los rumores de las últimas semanas", que, según reconoce, "tenían base".

En la misiva, que arranca explicando que ya ha tenido "constancia formal" sobre esos rumores de cese, agradece a los presidentes y presidentas de las autoridades portuarias su "colaboración, compromiso y entrega" para que el sistema portuario continúe su marcha durante el periodo en el que ha estado al frente de la institución, casi un año. Durante este tiempo, De la Encina ha tramitado la actualización del marco estratégico, un documento clave para la conectividad del Estado cuya última actualización se remonta a 1998, así como los pliegos de prescripciones. En la carta que dirige a las autoridades portuarias tras estos once meses que ha coordinado el sistema, el aún presidente aboga por "la continuidad y la estabilidad" como "una de las claves que deberían presidir la gobernanza del sistema".

De la Encina menciona también a la huelga de la estiba que anunciaron los sindicatos representativos del sector el pasado otoño, durante la negociación entre patronal y trabajadores. "Hemos hecho frente común a grandes retos que podrían haber desestabilizado la economía del país", advierte. En cuanto a la propia administración de los puertos, se muestra orgulloso de la rúbrica del tercer convenio colectivo de Puertos del Estado y Autoridades Portuarias alcanzada en este periodo. A partir de la próxima nómina, los trabajadores y trabajadoras de estas instituciones recuperarán una pérdida de poder adquisitivo "que ninguna justificación tenía hoy en día", argumenta.

El todavía presidente de Puertos del Estado termina su carta -aunque asegura que "podría continuar enumerando los éxitos de estos meses gracias al trabajo leal de ustedes"- despidiéndose. No "institucionalmente como presidente, sino como Salvador, una persona que ha estado entregada a comprender y resolver los problemas del sistema portuario, y en la que siempre encontrarán ayuda y consejo si lo necesitan", concluye.

Compartir el artículo

stats