Las obras de la Metroguagua en la calle Alicante, en la Vega de San José, llevan varias semanas paralizadas y lo mismo ocurre desde hace un mes, al menos, con el nuevo acceso del Centro Municipal de Emergencias de Las Palmas (Cemelpa) en La Paterna. Con estas dos son ya seis las actuaciones que la empresa Tecyr S.A. ha dejado empantanadas en la capital grancanaria a lo largo del último año.

La Concejalía de Urbanismo, que dirige Javier Doreste, ha abierto al menos tres expedientes sancionadores a la compañía y rescatado hasta la fecha tres obras: la última fase de la peatonalización de Luis Morote, el tramo de la Metroguagua en Mesa y López, entre Galicia y la Base Naval y la pasarela Onda Atlántica. También tiene paralizada, o casi, el tramo de la calle Galicia entre Néstor de la Torre y Juan Manuel Durán, que tenía que haber estado terminado este mes.

El Ayuntamiento ha adjudicado durante los últimos cuatro años al menos once obras a esta empresa, radicada en Madrid, que se ha dedicado a acaparar las obras ofertando precios muy bajos. Fuentes de Urbanismo señalaron el pasado año, cuando empezaron a acumularse los retrasos y los problemas en las obras de esta empresa, que no podían evitar adjudicarle los contratos porque presentaban la oferta más económica.

Los últimos trabajos adjudicados por el Ayuntamiento capitalino a esta compañía madrileña han sido el tramo de la Metroguagua de la calle Alicante y el nuevo acceso al Cemelpa.

El tramo dos del Bus Rapid Transit (BRT) en la Vega de San José es uno de los menos complicados de la futura ruta de la Metroguagua. Las obras, que contemplan la creación de la plataforma para la Metroguagua entre la calle Villa de Zarauz y la Ciudad de la Justicia, se adjudicaron a Tecyr en enero de 2019 por 2,5 millones, se iniciaron el pasado mes de junio y nueve meses más tardes están paradas y sin terminar, con los materiales acumulados sobre el espacio reservado para las futuras aceras. Ayer no se veía ni un obrero a lo largo de todo el recorrido de la obra en la calle Alicante. El mismo aspecto de abandono ofrecen las obras del nuevo acceso del centro de emergencias municipal de La Paterna desde la calle Manuel de Falla, con los trabajos parados y a medio hacer.

La actuación fue adjudicada en abril del pasado año por 680.061 euros a Tecyr, que tenía un plazo de seis meses para hacerla. Casi un año después de la adjudicación, el talud en el que Tecyr tenía que construir un vial de acceso más rápido a la circunvalación a través de la calle Manuel de Falla aparece con la tierra removida, el tajo vallado y sin nadie trabajando en el lugar. Según los vecinos de la zona, hace algo más de un mes que las obras están paradas. Este periódico intentó hablar, sin éxito, con Urbanismo para saber las causas del abandono de estas últimas obras.

Otras intervenciones que han sufrido retrasos y han provocado multitud de críticas de los vecinos por los malos acabados han sido las de la peatonalización de varias calles en la zona de la Cícer y el acondicionamiento de la calle Grau Bassas.

Otros ayuntamientos que han tenido problemas con Tecyr son el de Yaiza (Lanzarote), que le rescindió el contrato de la construcción del parque Atlántico de Playa Blanca en Lanzarote, tras incumplimientos graves en la ejecución de la obra; y el de Etxebarri, en el área metropolitana de Bilbao, donde dejó a medias la urbanización de una calle, tras reclamar un incremento del 40% con respecto al presupuesto inicial.