Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Crisis del coronavirus Consecuencias en la actividad portuaria

El movimiento de contenedores creció en el Puerto antes de la pandemia

Febrero fue un mes irregular en La Luz, con más pasajeros, pero menos graneles líquidos

Contenedores de mercancías en una de las terminales del Puerto de La Luz.

Contenedores de mercancías en una de las terminales del Puerto de La Luz. TONY HERNÁNDEZ

El movimiento de contenedores experimentó un repunte del 9,95% en febrero en La Luz a pesar de la caída del 6,15% que experimentó el tráfico total con respecto al mismo periodo de 2019, fundamentalmente por el descenso de los graneles líquidos. El mes previo al estallido de la crisis provocada por la pandemia del nuevo coronavirus fue irregular en el recinto capitalino, con algunos sectores que recuperaron cierta fuerza -especialmente el transporte de pasajeros de línea regular- mientras otros, como el tráfico de mercancías rodadas, perdieron fuelle en relación con lo ocurrido un año atrás, de acuerdo con las estadísticas que la Autoridad Portuaria de Las Palmas ha difundido esta semana.

Durante el mes de febrero, los TEU -medida equivalente a un contenedor de seis metros- ascendieron hasta las 76.813 unidades, lo que supone 6.952 contenedores más que en el mismo mes del año pasado y 6.075 más que en enero. En cualquier caso, este dato no implica necesariamente que la llegada de mercancías aumentara en el principal nodo logístico del Archipiélago en previsión del incremento de demanda que se produjo en los días inmediatamente previos a la declaración de estado de alarma. Guarda más relación, según apuntan fuentes portuarias, con cierto repunte de los contenedores en tránsito, que durante 2019 habían sufrido importantes caídas y que en febrero subieron un 9,68% hasta las 38.490 unidades.

El crecimiento del movimiento de contenedores no resultó suficiente para impulsar el tráfico total -esto es, la suma de las mercancías, la pesca fresca y el avituallamiento- en el recinto capitalino. Por La Luz pasaron en febrero 1.591.281 toneladas, 104.217 menos (un 6,15%) que un año antes, sobre todo debido al descenso en las mercancías a granel, tanto las sólidas como las líquidas.

Los graneles líquidos -apartado compuesto sobre todo por combustibles- se quedaron en 357.883 toneladas, 148.776 menos que en febrero de 2019, lo que en números relativos supone una caída del 29,36%. Igual suerte corrieron los sólidos, aunque su volumen siempre es muy inferior al de los líquidos. Durante el mes pasado pasaron por La Luz 16.414 toneladas, 3.225 menos (un 16,42%) que un año antes.

El avituallamiento sí tuvo un buen mes en el Puerto. Los barcos que vinieron al recinto capitalino para repostar recibieron 196.455 toneladas, 13.235 más (un 7,22%) que en febrero de 2019. La mayor parte de este volumen corresponde al suministro de combustible, tanto en muelle como en fondeo, que creció un 7,36% desde las 164.888 toneladas registradas un año atrás hasta las 177.029 de este. El abastecimiento de agua, que suele tener un volumen reducido en comparación con el de combustibles, creció un 5,97% hasta 19.426 toneladas, 1.094 más que en el mes de referencia del ejercicio anterior.

El tráfico de pasajeros, prácticamente desaparecido desde el establecimiento del estado de alarma para mitigar la propagación del nuevo coronavirus, también creció en febrero. El aumento resultó especialmente significativo en el apartado de los pasajeros en régimen de transporte, que aumentaron un 43,36% hasta 94.947 personas en comparación con un año antes. Este aumento se debió fundamentalmente a las fiestas de carnaval, que habitualmente suponen un alto trasiego de mascaritas entre las Islas y que el año pasado se habían repartido entre los meses de febrero y marzo.

En el lado opuesto se encuentran los cruceristas, que descendieron un 2,83% aunque se mantuvieron por encima de los 100.000 (en concreto, 101.778). La prohibición de atraque de este tipo de buques dictada por el Ministerio de Transportes incluso antes del establecimiento del estado de alarma supondrá en total una pérdida de 356.000 pasajeros hasta el final de la temporada en junio, de acuerdo con las estimaciones que maneja la Autoridad Portuaria de Las Palmas.

El acumulado de 2020 aún resulta positivo a estas alturas, a la espera de la influencia que la crisis sanitaria y económica está teniendo en la actividad portuaria en marzo. Hasta febrero, La Luz había crecido un 4,49% con respecto al año pasado con 3.650.980 toneladas, 156.828 más que en el primer bimestre del año pasado.

Compartir el artículo

stats