Suscríbete

La Provincia - Diario de Las Palmas

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Crisis del coronavirus Consecuencias en la actividad portuaria

La paralización de las obras frena los alargues del Reina Sofía y Arrecife

La Autoridad Portuaria de Las Palmas suspende proyectos en tres islas tras el endurecimiento del estado de alarma

El buque 'Jacob Oldendorff', atracado ayer por la mañana en el muelle de Cambulloneros del Puerto de La Luz con un cargamento de palas para un aerogenerador. LP/DLP

La paralización de todas los trabajos que no sean esenciales dictada el domingo por el Gobierno supone la suspensión de las obras que lleva a cabo la Autoridad Portuaria de Las Palmas. La institución acometía en estos momentos algunos trabajos cruciales para el futuro de sus instalaciones en todas las islas en las que cuenta con recintos, tanto en obra marítima de nueva construcción como en trabajos de mantenimiento y rehabilitación o de eficiencia energética, que ahora tendrán que verse necesariamente demorados para frenar la propagación del coronavirus

La principal obra afectada en el Puerto de La Luz es el alargue del muelle Reina Sofía, en marcha desde el verano de 2019. Los trabajos, adjudicados por casi 24 millones, se concentraban en estos momentos en la ejecución de la banqueta sobre la que en el futuro deberán ir colocados los cajones que conformarán el muelle. La draga Omvac Cinco, desde la que se llevaban a cabo estos trabajos, permanecía atracada ayer por la tarde en el muelle Juan Sebastián Elcano, ubicado en la dársena de África.

En Lanzarote, la Autoridad Portuaria acometía en estos momentos la construcción del contradique sur para el muelle de cruceros de Naos, en Arrecife. Las obras, con un presupuesto de algo más de ocho millones de euros, consisten en la ejecución de un dique de abrigo que debe mejorar la operatividad del Puerto en los periodos de temporales del sur y a la vez servir como nueva línea de atraque para el sector de cruceros, que de este modo podría convertir al recinto de la capital lanzaroteña no solo en punto de escala de barcos turísticos, sino también en su puerto base. Los cajones para el nuevo muelle ya están colocados en su ubicación definitiva y en estos momentos se estaba realizando su alineación.

Las obras de Puerto del Rosario en ejecución hasta ahora son de menor cuantía que las de Gran Canaria y Lanzarote, aunque su paralización también supone un retraso en la ejecución de proyectos de Puerto-Ciudad. Ahora mismo se ejecutaba una actuación en la zona de entrada al puerto que tiene como objetivo mejorar el acceso al recinto y acondicionarlo para ofrecer un mejor servicio a sus usuarios. Los trabajos se encontraban en su recta final, según señaló ayer el presidente de la Autoridad Portuaria, Luis Ibarra.

Tampoco podrán continuar adelante por el momento otras dos obras que avanzaban en estos momentos en la dársena de África, los nuevos viales de acceso a la terminal interinsular y el acondicionamiento de la explanada este de los muelles interiores, conocidos ahora como Juan Sebastián Elcano. Además de todos estos proyectos, otras obras que ya habían sido adjudicadas y solo estaban pendientes de la formalización del contrato ya fueron paralizadas en cuanto comenzó el estado de alarma, debido a la suspensión de todos los procedimientos administrativos dictada por el Gobierno. Se trata, en concreto, de la adaptación del carril para maniobras del muelle naciente del León y Castillo y de las instalaciones de media y baja tensión en el Muelle Pesquero para suministrar electricidad a los buques y que de este modo puedan apagar sus motores cuando estén atracados y de este modo se reduzca la contaminación.

Más allá de la paralización de estas obras, la actividad portuaria será constante durante los próximos días debido a la consideración del Puerto de La Luz como infraestructura crítica. A pesar de la incertidumbre generada por el retraso en la publicación de la medida y de la adaptación a marchas forzadas que han tenido que llevar a cabo los operadores portuarios, el movimiento de buques continuó durante la jornada de ayer con normalidad en el Precinto capitalino, con llegadas y salidas de buques de mercancías, graneleros, unidades relacionadas con la industria petrolera en alta mar o los ferris que, con su frecuencia reducida al mínimo, continúan conectando las Islas.

Compartir el artículo

stats