Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Crisis del coronavirus Los que no paran

El teléfono del 112 no da tregua

El Cecoes 112 refuerza con más personal el área de demandas para hacer frente al incremento de llamadas por la crisis del coronavirus

El teléfono del 112 no da tregua

El teléfono del 112 no da tregua

Siempre están ahí para cualquier tipo de emergencias, a tan solo tres números del teléfono. El equipo del 112 de Canarias también sigue al pie del cañón en tiempos de pandemia mundial. Y es que su trabajo es también muy importante en los tiempos de crisis sanitaria que se viven, si bien, como todos los que no han parado por la cuarentena, han tenido que adaptarlo y tomar todas las precauciones para reducir lo máximo posible el riesgo de contagio.

Los cambios llegaron durante los primeros días de una situación insólita que obliga a la ciudadanía a permanecer en sus casas. Para empezar, el Gobierno de Canarias puso en marcha una línea específica de información y atención del coronavirus, la 900 112 061, pionera en España con esta finalidad. Esta línea está coordinada por el Servicio de Urgencias Canario, pero funciona de forma independiente al 112 y la actividad la facilita la Consejería de Sanidad. Así lo cuenta el coordinador multisectorial del 112 en Las Palmas, Luis Santacreu Ríos.

"Hay que tener en cuenta que el 112 es una línea de emergencia y tiene que seguir siéndolo durante esta crisis sanitaria. De hecho, durante estos días se han incrementado las llamadas sanitarias que entran por línea 112, también por el coronavirus, porque hay que saber diferenciar entre una consulta o una duda por el virus, que iría por la línea 900, y una asistencia urgente porque un ciudadano presente síntomas importantes, incluso vitales, que no permitan demorar la ayuda y que tiene que poder acceder por la línea 112", señala al respecto de esta iniciativa.

Medida a la cual también se sumó que el Centro Coordinador de Emergencias y Seguridad (Cecoes 112) "reforzó el área de demandas y el número de operadores para hacer frente al incremento de llamadas" relacionadas con el coronavirus. Del mismo modo, se procedió a ampliar el personal del SUC, es decir, médicos y enfermeros que trabajan en el sector sanitario de las salas. Plantilla que sigue en aumento todavía, según explica quien se encarga de supervisar el correcto funcionamiento de todos los sectores que trabajan en la sala operativa durante cada turno que también se han visto reforzados con miembros de Cruz Roja para facilitar la coordinación con esta entidad.

En lo que a incrementar la presencia de personal se refiere, el Cecoes cuenta también con un mayor número de efectivos de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad de Estado, tanto de la Guardia Civil como de la Policía Nacional, así como se han incorporado enlaces del Cuerpo General de la Policía Canaria. "En otros perfiles de las salas operativas se han convocado procesos públicos de selección para hacer frente a posibles contingencias. Porque la situación se va adaptando a la demanda", cuenta Santacreu Ríos.

Además del incremento de trabajo y de plantilla, en las sedes del 112 también se han intensificado las medidas de seguridad para evitar el contagio del Covid-19, tal como han establecido las autoridades políticas y sanitarias. De este modo, el coordinador multisectorial del 112 de Las Palmas explica que hay un protocolo específico de "obligado cumplimiento" acorde a las indicaciones del Ministerio de Sanidad a través del Servicio de Prevención de Riesgos Laborales de esta empresa pública.

En este sentido, Luis Santacreu cuenta que se han incrementado las medidas de higiene y limpieza de las salas, así como de todas las instalaciones asociadas. Además, se han marcado las distancias mínimas de seguridad, establecidas en un metro y medio entre puesto y puesto, y se ha prohibido el acceso a cualquier persona no autorizada en las salas operativas.

"Seguimos trabajando igual, pero sí han cambiado las distancias interpersonales siguiendo las recomendaciones sanitarias", apunta el coordinador multisectorial, para quien lo más difícil de esta situación, a nivel personal, está siendo la separación familiar. "A nivel personal, y creo que en este caso puedo decir que es el sentimiento de todos los compañeros y compañeras que dan respuesta cada día a las emergencias, uno de los aspectos más complicado es la separación de nuestra familia. No obstante, este es nuestro trabajo y nos gusta lo que hacemos, estamos al servicio de la población y estamos entrenados para afrontar estas situaciones, tanto en lo personal como en lo profesional", apunta.

Por este motivo, también han querido lanzar un mensaje de agradecimiento y apoyo en Twitter a los ciudadanos por su colaboración y recordarles que, a pesar de los tiempos difíciles que se están viviendo, el personal de emergencias sigue al lado de la población.

Compartir el artículo

stats