Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La transformación de la ciudad

La peatonalización de Mesa y López avanza por la plaza de España

El espacio dejará de ser una rotonda y el monumento estará integrado para el uso y disfrute de la ciudadanía - El proyecto contempla una grada y zonas de sombra

La nueva Mesa y López.

La nueva Mesa y López.

La peatonalización de Mesa y López avanza con la transformación de la plaza de España. El proyecto diseñado por el Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria contempla eliminar la actual rotonda, de tal manera que el monumento central dejaría de estar aislado y sería accesible a pie. El tráfico rodado quedaría restringido al tramo entre las calles León Tolstoi y Néstor de la Torre en el lado donde se encuentra el acceso al aparcamiento Saba. La obra saldrá a licitación en las próximas semanas por un coste de un millón de euros, según ha podido señalar Javier Doreste, concejal de Urbanismo. Se trata de una actuación que vendría a completar la renovación de este importante eje comercial de la ciudad.

El proyecto es complementario a la peatonalización que lleva realizando el Ayuntamiento en la avenida Mesa y López desde 2018. Las obras entre la Base Naval y la calle Galicia están muy avanzadas y forman parte del recorrido del nuevo sistema de transporte público de la ciudad, la MetroGuagua. Mientras, acaban de empezar los trabajos en el tramo de 200 metros que separa esta última calle de la plaza de España. La idea del Consistorio para este espacio singular contempla nuevas zonas de sombra y una serie de gradas.

Concretamente, será peatonal la mitad, aproximadamente, de la actual glorieta que conforma la plaza de España. Los viandantes podrán así circular libremente entre la ya extinta rambla de Mesa y López y el monumento a los isleños; concretamente en el tramo de Néstor de la Torre a León Tolstoi. Lado en el que existen ya una serie de terrazas ligadas al negocio de la hostelería.

El tráfico rodado seguirán ocupando la otra mitad de la plaza. "Será Movilidad quien tendrá que definir cómo organizar la circulación en la zona al suprimir parte de la calzada", señala Doreste. De hecho, los vehículos ya no podrán incorporarse a Mesa y López desde Juan Manuel Durán a través de la calle Diderot, pues esta quedará en el nuevo lado peatonal y estará abierta tan solo para la entrada y salida de los garajes vecinales que se encuentran en la misma.

"El objetivo del proyecto es que la plaza deje de ser una rotonda y sea un espacio de encuentro, de uso y disfrute para la ciudad", apunta Doreste. La idea forma parte de una estrategia para impulsar la zona comercial abierta de Mesa y López, un hecho que desde el Ayuntamiento ven ahora "esencial" ante la crisis económica que sucederá a la actual alarma sanitaria originada por la pandemia de la Covid-19.

El nuevo espacio incluirá nuevos árboles, más zonas verdes y una serie de pérgolas para dar sombra, según se puede ver en las infografías diseñadas por Urbanismo. Como elemento singular, el proyecto contempla una serie de gradas donde actualmente se encuentra la calzada. Doreste destaca que estas no estarán preparadas para realizar eventos como conciertos o espectáculos, si no para el día a día de los viandantes.

De esta manera, las esculturas que diseñó Luis Montull en los años 70 para conmemorar el 500 aniversario de la fundación de la capital grancanaria quedarían más integradas que en la actualidad. "Esto supondría una revulsivo en la zona, en los tiempos que corren es importante seguir adelante con la inversión pública", subraya Doreste.

La transformación de Mesa y López supondrá tener un espacio continuo peatonal desde la Base Naval hasta la plaza de España, esta última incluida. Por este recorrido sólo podrán circular los vehículos de los garajes que hay en la zona y las bicicletas. Mientras, la MetroGuagua irá del Arsenal a Galicia. El último tramo hasta la antigua glorieta de la Victoria tendrá zonas de madera como lugares de descanso.

También en la misma zona, Urbanismo contempla un nuevo intercambiador de guaguas que estará situado en Concepción Arenal, cerca de Néstor de la Torre. Este ha sido diseñado para facilitar los transbordos con la parada de la futura MetroGuagua en la calle Galicia. La obra salió en abril a licitación por un importe de 478.895 euros.

El intercambiador mejorará la fluidez del tráfico en la nueva avenida. Desaparece la parada de guaguas junto al centro de salud de Alcaraveneras, de tal forma que estas pasarían a Concepción Arenal. Todas estas actuaciones forman parte del Plan Director de la Zona Comercial Abierta de Mesa y López.

Además, el área que dirige Javier Doreste también está planteando crear un corredor peatonal entre esta zona de Mesa y López y la playa de Las Canteras. "Es un estudio que tenemos ya muy avanzado, dependerá del número de garajes que exista en cada calle y de la gente que aparque en las mismas", señala el edil.

Compartir el artículo

stats