Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Crisis del coronavirus La ciudad en cuarentena

Dos familias de Tres Palmas abandonan sus casas al ser declaradas inhabitables

"Cascadas de agua" creadas supuestamente por una vecina inundan y dañan baños, habitaciones y muebles

36

Edificio Tres Palmas

Dos familias del bloque ocho del barrio capitalino de Tres Palmas están pasando el confinamiento fuera de casa al ser estas declaradas como "inhabitables" por parte de sus seguros. Todo a causa de una serie de humedades en forma de "cascadas de agua" que están deteriorando sus viviendas a pasos agigantados y que puede poner en peligro a la propia estructura del edificio, afirman. Una situación que ya afecta a un tercer domicilio, cuyos propietarios todavía no lo han abandonado al no tener a donde ir. Según ellos, el origen de la avería estaría en un piso superior, donde reside una vecina que definen como "problemática". Una situación que se ve más agravada si cabe al llevar mes y medio bajo estado de alarma por la pandemia de la Covid-19, cuya cuarentena obliga a estar confinados.

"Una noche destrozó su propio baño con una picareta, al poco se desfondó el techo del mío y el agua empezó a pasar a los dormitorios", relata David Ramírez. A principios de enero el perito de su seguro declaró la casa como "inhabitable" y desde entonces él, su esposa y su hijo han tenido que irse a vivir con los padres de este, "duermo en una cama prestada", añade. "No deja entrar a los del seguro, el presidente de la comunidad le ha dicho que arregle el baño y hace caso omiso", señala. El pasado abril denunciaron ante la Policía Nacional la situación los propietarios de cuatro viviendas del bloque. "Está poniendo en peligro un edificio de 14 pisos", destaca.

Pero Ramírez la mayor de las sorpresas se la encontró a mitad de abril, cuando le llamó una vecina. "Sintió un estruendo desde su casa, fuimos y vimos que una falsa viga se desplomó y estalló el váter", explica. De hecho, el suelo hormigón del piso superior quedó a la vista y prácticamente todas las paredes de la casa rezumaban agua, con puertas y muebles destrozados. "A primeros de marzo la procuradora firmó la documentación, pero con el estado de alarma los Juzgados están completamente paralizados, no sabemos cuándo puede llegar una solución", señala.

Más de tres meses después de que comenzaran los problemas el agua corre por las paredes del salón, los tres dormitorios de la casa y del baño. El agua afectó tan rápido a su vivienda que el 22 de enero Marcelo Rodríguez y su familia, en el piso inferior, tuvieron que abandonar la casa. "Se ha caído ya toda la pintura, me ha dañado muebles y me ha roto una televisión", apunta. Este jubilado y los suyos, cinco personas en total, llevan de alquiler en el Sur desde entonces, lo único que encontraron acorde a sus bolsillos. "Hay agua por todas las habitaciones y acababa de reformar el baño", destaca.

Rodríguez, al igual que Ramírez, ha denunciado a la supuesta propietaria "problemática" a través de su seguro, además de la acusación que presentaron junto a otros vecinos en comisaría. El otro domicilio afectado, por el momento, es el de Monserrat Lasso. "El agua empezó a filtrarse la primera semana de marzo", señala, desde entonces ha tenido que pasar todo el confinamiento encerrada en casa rodeada de humedad y "cascadas de agua" junto a su marido y su hijo. "En esta situación [estado de alarma], ¿a dónde voy a irme? No tengo cómo pagarlo", indica.

Lasso describe la situación como "horrorosa" e indica que el agua ya ha afectado a la fachada del edificio, especialmente en el noveno piso, donde vive David Ramírez. "A mí me sale por todo el baño y el dormitorio, el ropero por detrás ya está condenado", añade estos días mientras termina de formalizar la denuncia pertinente a través de su aseguradora. Estas familias se encuentran bajo la incertidumbre, pues no saben cuando se reactivará la actividad judicial. Y lo cierto es que una vez esto ocurra, la administración espera un exceso de causas pendientes y lista de espera tras mes y medio con todo paralizado por la pandemia.

Compartir el artículo

stats