Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Crisis del coronavirus Análisis de la gestión de la crisis en la capital por parte de la oposición

Francis Candil: "Propondremos un plan de embelleciniento para crear empleo"

"Habrá que tener más recursos en servicios sociales para atender a gente que nunca había solicitado ayudas", manifiesta el portavoz del Grupo CC-Unidos por Gran Canaria en la capital

Francis Candil, portavoz de CC - UxGC en el Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria.

Francis Candil, portavoz de CC - UxGC en el Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria. JUAN CASTRO

¿Cómo ha cambiado su rutina de trabajo durante la alarma

Hemos mantenido algunas reuniones a nivel municipal, donde el alcalde iba informando de cual era la situación, las decisiones que iban tomando y donde se nos permitía tomar alguna iniciativa, que no quiere decir que se nos tuviera en cuenta. Nos dejaban hablar y en función de su criterio había cosas que valoraban y otras que no. Pero evidentemente la rutina de todos ha cambiado muchísimo porque también entiendo que el papel nuestro es el de dar ejemplo; cuando se nos pedía a todos que estuviéramos en casa, pues no era momento de estar por ahí haciendo visitas.

¿Cree que el Gobierno municipal ha contado con la oposición?

Creo que poco, la verdad. No se han partido los sesos. Un mensaje que deberíamos mandar es el de cierta normalidad y positividad. Por eso hemos pedido que se hicieran convocatorias de pleno. He mantenido reuniones con colectivos por videoconferencia y en cambio el Ayuntamiento ha hecho una lectura bastante restrictiva de los decretos.

¿Pero han podido poner sus propuestas sobre la mesa?

Se han hecho propuestas, estos días nos llegaban demandas de colectivos y sectores, pero el Ayuntamiento no ha sido especialmente generoso con todos los concejales y a la hora de poner en marcha las iniciativas. Es un Ayuntamiento que no suele salirse del guión marcado, no tiene grandes iniciativas, y ahora debe comprometerse especialmente con la buena gestión. De esta tenemos que salir haciendo más cosas de las que son estrictamente nuestra competencia.

¿Por ejemplo?

El Instituto Municipal de Empleo no se creó para crear puestos de trabajo pero ahora, por ejemplo, tiene que hacerse mirar seriamente. Debemos poner en marcha iniciativas capaces de generar alta empleabilidad hasta la activación del sector turístico y hostelero, para que la gente tenga una actividad que le permita vivir, si no tendremos una situación social explosiva.

¿Debería fomentarse la inversión pública?

Es de sentido común. Tenemos que jugar un papel dinamizador de la economía en esta ciudad. No podemos permitirnos el lujo de tener empresas sin cobrar o esperando durante meses por la situación actual. La inversión es fundamental tanto en cuanto no se va a poder reactivar el sector privado. Pero no creo que venga un milagro de un Ayuntamiento que solo gestionó un 36% en el capítulo de inversiones reales el año pasado y de pronto haga un 90%. Es algo que nos preocupa. Hay muchísimas cosas en las que se puede trabajar, en el ámbito de la vivienda pública, aprovechando el parón turístico con programas de embellecimiento, de limpieza. La construcción tiene la capacidad de absorber muchos puestos. No quiero que sea la única salida, pero no cabe duda de que es el momento para agilizar la gestión de licencias urbanísticas, contratación de inversión pública; hablo de la MetroGuagua, mejoras de barrios, los ARRUs. Pero no sé yo si este Gobierno, que ha tenido una pésima ejecución presupuestaria, va a tener ahora de pronto un grado de contratación altísimo.

Precisamente han empezado las obras de cara a la reposición de Las Rehoyas.

Creo que hay montón de cosas por hacer en materia de vivienda pública aparte de este plan, que además tiene un grave conflicto. No tener consenso con los vecinos puede hacer que embarranque judicialmente. Muchos de ellos no están de acuerdo con la reposición. Se podría haber llegado a un acuerdo para sacar adelante el plan de cara a dar una vivienda en condiciones dignas a esa otra parte que sí lo está. No era el momento más oportuno para arrancar. Ahora el plan de Tamaraceite anda medio paralizado y es posible ampliar el de la Vega de San José, se puede actuar en el Lomo del Chinche. Es fundamental que haya inversión pública y no solo entorno a la construcción.

A su juicio, ¿qué es lo que se ha hecho peor por parte del Gobierno municipal?

La comunicación con los ciudadanos. Cada vez que salía una medida o no se divulgaba bien o había que andar rebuscando. Las excepciones fiscales, por ejemplo. Son muchos los empresarios que llamaban para consultarnos, porque a veces estaban saturadas las vías de comunicación. En materia social al principio estuvieron un poco lentos, pero luego se ha solventado. Es triste que hayamos tenido que esperar a una pandemia para ver la apertura de la Fábrica del Hielo. Otra cosa que se ha hecho bien, para que no digan, ha sido la capacidad de responder a toda la demanda social de Gran Canaria, sin importar el municipio de origen.

¿Es necesario mantener una oposición constructiva y no vivir la crispación del Congreso?

Sí. La crítica debe existir, pero debe ser constructiva. En las reuniones de coordinación hemos intentado aportar soluciones. Sí creo que hay que estar en un esfuerzo para hacer propuestas. Es importante saber cuál es el papel a ocupar, atenernos estrictamente a nuestra competencia o no. Tenemos que tener un Ayuntamiento comprometido con la ciudad, buscar iniciativas que generen empleo. La creación de un plan de embellecimiento de la ciudad es relevante. Estoy pensando en actuaciones que generen empleo en poco tiempo. De aquí a que se reanude toda la actividad turística mientras es bueno ir más allá.

¿Han puesto ya sobre la mesa ese plan de embellecimiento?

No. Internamente hemos ido buscando actuaciones que nos faciliten reaccionar con rapidez y crear un número importante de empleos que de alguna manera permita que personas que hasta ahora trabajaban en hostelería tengan una alternativa accesible. Será una de las propuestas que pongamos sobre la mesa en el próximo pleno. Ahí el Instituto Municipal de Empleo puede jugar un papel relevante.

En la pasada legislatura fue viceconsejero de Política Social, una materia muy importante ahora. ¿Qué se podría hacer?

Una cosa fundamental que pedí al alcalde es encargar un estudio que sirviera de base para un planteamiento de a dónde va a evolucionar la situación de la capital en materia de demanda de atención social de cara a planificar servicios. Y en función de esto renegociar la financiación de los planes concertados con la Comunidad Autónoma. Están empezando a llegar perfiles que nunca habían sido demandantes de ayudas sociales. Gente que en los últimos meses no han cobrado nada; y el problema ya no solo es pagar el alquiler, también es la comida. Están empezando a llegar a Cáritas o Cruz Roja. Por eso debemos crear una respuesta eficaz y rápida. Es muy oportuno planificar la materia social, no solo es poner en marcha servicios; además, cruzar datos con el Servicio Canario de Empleo y con otros departamentos para saber qué panorama vamos a tener. Para responder a las demandas que habrá.

Será necesario reforzar esta concejalía.

Sin lugar a dudas. Al final tienen que generar más recursos para atender y valorar bien a esta población que nunca ha sido demandante de estos servicios. Hay una realidad oculta, hay mucha gente que sospechamos que lo está pasando mal y tiene vergüenza o sencillamente no sabe cómo acceder a una ayuda. Puede haber una situación de colapso por la alta demanda que vendrá.

Compartir el artículo

stats