Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Crisis del coronavirus Los efectos de la pandemia en el sector hostelero

Las terrazas exigen más espacio para evitar el cierre de los negocios

2.000 empleos están en peligro - Doreste asegura que las normas impiden ganar sitio

42

Desescalada en Canarias | Las Canteras vuelve a tener vida con la entrada en la fase 2

Los hosteleros lanzaron ayer un SOS al alcalde de Las Palmas de Gran Canaria, Augusto Hidalgo, al que echaron en cara haber dado la callada por respuesta a las peticiones planteadas por el sector para salvar sus locales, al tiempo que lo responsabilizaron del posible cierre de negocios y la pérdida de centenares de puestos de trabajo por no acceder a la ampliación de las terrazas. El sector considera que la falta de respuesta del tripartito contrasta con la actitud de otros ayuntamientos, como el de La Laguna, donde "se ha puesto sobre la mesa un edicto con las condiciones en función de las calles y las zonas. Seguro que alguno no estará contento, pero lo que no se puede hacer es perjudicar a todo el mundo, como en esta ciudad. Otros ayuntamientos como Madrid o Donosti han mostrado su apoyo al sector hostelero. Aquí el alcalde se ha escondido".

Desde el Ayuntamiento, el concejal de Urbanismo, Javier Doreste, aseguró que los técnicos "siguen estudiando" las 170 solicitudes de ampliación presentadas, pero aclaró, en cualquier caso, que el crecimiento de las terrazas es imposible en la mayor parte de los negocios, porque "el decreto ministerial obliga a ampliar el espacio público en la misma superficie que gana la terraza". Sólo eliminando el tráfico en algunos carriles, como se está estudiando en la plaza de España, sostuvo, sería posible ocupar más espacio del que se autorizó.

Los hosteleros llevan esperando 23 días por la respuesta del Ayuntamiento a sus demandas, denunciaron en rueda de prensa, a lo largo de la cual se quejaron de la "falta de voluntad" del Ayuntamiento por resolver la "devastadora" situación por la que atraviesan las microempresas de hostelería que, aseguraron, está poniendo en riesgo los puestos de trabajo de más de 2.000 personas. "Queremos lanzar un SOS al Ayuntamiento, al grupo de gobierno formado por el PSOE, Podemos y Nueva Canarias para que se digne a sentarse con nosotros porque lo hemos solicitado por activa y por pasiva y solo en una ocasión, el pasado 11 de mayo, se sentó con varios empresarios para interpretar el decreto publicado horas antes sobre las terrazas", indicó Fermín Sánchez, presidente de la Asociación de Empresarios de Bares, Cafeterías, Restaurantes y Ocio de Las Palmas.

Añadió que después de dicha reunión el alcalde les emplazó a una nueva con el concejal de Urbanismo y los técnicos para clarificar los puntos del decreto que se prestaban a interpretaciones diferentes. "Eso fue el día 11. Hoy es día 26 y no hemos tenido ninguna comunicación por parte del Ayuntamiento para sentarnos con ellos", indicó Sánchez, quien añadió que por el momento sólo han abierto unas 150 terrazas, el 25% de las 610 que hay en la ciudad, porque el negocio es "inviable" para la mayoría, salvo que se les permita ampliar el espacio público ocupado. En el paseo de Las Canteras, criticó, no llega ni al 25% el número de negocios que ha desplegado las mesas y las sillas porque ni siquiera cubren gastos. "No entendemos por qué no dejan colocar mesas al lado de la barandilla del paseo de Las Canteras en los tramos más anchos. En la calle Mayor de Triana", resaltó, "sólo hay terraza y en Vegueta hay tres. Hay que flexibilizar un poco".

"Lo que se pide", explicó Olga Palacios, gerente de la Asociación Vegueta de Ocio y Restauración (AVOR), "es que se permita utilizar el suelo público poniendo el 100% de las mesas separadas dos metros entre sí, siempre y cuando la zona lo permita y se respete el 50% de la calle para uso peatonal". Palacios señaló que guardias urbanos amenazaron con multar a una de las tres terrazas abiertas en Vegueta, porque sólo podían hacerlo dos. Hasta la fecha no ha llegado.

Por su parte, Angélica Rodríguez, presidenta de la Asociación de Empresarios de Santa Catalina, anunció que nueve de las 19 terrazas que gestionan sus asociados "cerrarán en breve, si esto sigue así y echarán la persiana no sólo de momento, sino para siempre. Hay falta de voluntad en este ayuntamiento, que sólo se reunió con nosotros cuando lo solicitamos. Tardaron en reunirse con nosotros y 23 días después seguimos con la callada por respuesta. No nos contestan".

Javier Doreste, achacó el retraso en la respuestas a las solicitudes de ampliación al "empeño" de los empresarios por enviar las solicitudes de manera individual, pese a que se les dijo que "plantearan las propuestas por zonas comerciales o calles".

Doreste informó de que la ampliación es inviable en la mayor parte de los casos, porque el decreto además de reducir a la mitad el número de mesas y establecer una distancia de seguridad de dos metros entre cada una de ellas, "condiciona la ampliación de la terraza al crecimiento del espacio público en la misma proporción. Aquí hay un real decreto que fija las condiciones y el Ayuntamiento tiene que cumplirlas". Explicó que en la mayoría de los casos no es posible ampliar la terraza, salvo casos excepcionales como en la plaza de España, porque se ha eliminado un carril de tráfico. "Los técnicos están valorando una respuesta y posiblemente se permita", explicó el edil que añadió que en barrios como Triana o Vegueta "es imposible", salvo que se quitaran aparcamientos, como en Viera y Clavijo, o eliminar el tráfico en el tramo de la calle La Pelota, entre el parquin del Mercado y la calle Mendizábal. Doreste señaló que los servicios jurídicos municipales ven de "dudosa legalidad" el edicto aprobado en La Laguna.

Compartir el artículo

stats