El área de Urbanismo y Vivienda del Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria ha abierto un expediente sancionador a la empresa de distribución eléctrica Endesa de 22.500 euros, por incumplir una resolución municipal que ordenaba la paralización y el cierre de la actividad de la subestación eléctrica de la Cícer.

La Junta de Gobierno municipal celebrada hoy ha aprobado incoar el expediente sancionador a la compañía eléctrica tras mantener la actividad de un inmueble sin la preceptiva licencia y sin haber cursado al Consistorio la correspondiente autorización.

Con esta medida se cumple con la sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Canarias dictada el pasado año para que el Ayuntamiento iniciara un procedimiento sancionador contra la empresa de distribución eléctrica ya que la actividad carece de licencia.

El concejal de Urbanismo, Javier Doreste, quien ha recordado que el Consistorio ya dictó una resolución municipal en el año 2010 que ordenaba la paralización y el cese de la actividad del inmueble, ha señalado que "estamos limitándonos a hacer que se cumpla la ley, ofreciendo desde hace meses a la empresa diversas alternativas para que traslade sus instalaciones a otro lugar del municipio, y podamos recuperar así un espacio para la ciudad y los vecinos del entorno".

El área de Urbanismo, además de solicitar a Endesa que elabore un plan de cierre para la subestación, ha comunicado desde hace meses a la empresa suministradora de energía su intención de colaborar en el traslado del inmueble, ofreciendo en este tiempo diversas parcelas de titularidad municipal para que Endesa pueda realizar el traslado de las dependencias situadas en La Cícer.