Suscríbete desde 1,50 €/mes

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La calle Pedro Infinito protagoniza la expansión del carril bici en Ciudad Alta

Movilidad proyecta la ampliación de la red de transporte en Escaleritas y Schamann - El nuevo circuito, de 15,4 kilómetros, conectará la parte alta de la ciudad con la baja

Calle Zaragoza, en el barrio de Schaman, por donde circulará uno de los nuevos carriles bici en Ciudad Alta. |

Calle Zaragoza, en el barrio de Schaman, por donde circulará uno de los nuevos carriles bici en Ciudad Alta. | Juan Castro

La calle Pedro Infinito, en el barrio de Schamann, contará con un carril bici a finales de 2022. Se trata de una de las principales vías, junto a la avenida de Juan Carlos I y la de Escaleritas, por las que discurrirá la tercera fase de la red de movilidad de Las Palmas de Gran Canaria, que conectará la parte baja de la ciudad con la alta y que tiene al distrito de Ciudad Alta y al de Tamaraceite como protagonistas. Así lo indicaron ayer el concejal de Movilidad, José Eduardo Ramírez, y el concejal de Urbanismo, Javier Doreste, en una rueda de prensa en las Oficinas Municipales, donde explicaron a grandes rasgos por donde discurrirán los nuevos pasillos rojos.

La ciudad cuenta con 24 kilómetros, 14 más de los existentes en 2010, y actualmente se trabaja en una segunda fase en la que se han creado otros 14 kilómetros más, lo que permite desplazarse ya desde el auditorio Alfredo Kraus hasta el barrio de Hoya de la Plata, mientras se termina el proyecto de conexión entre el Guiniguada y Manuel Becerra. El objetivo del grupo de gobierno es que al final de este segundo mandato haya un total de 58 kilómetros de carril bici interconectados en todo el municipio.

El concejal de Movilidad, José Eduardo Ramírez, comentó que las bicicletas y patinetes eléctricos que hay hoy en día en la calle permiten salvar los dos niveles existentes en la ciudad sin necesidad de que el ciclista haga un gran esfuerzo físico como hace unos años, por lo que el Ayuntamiento ya trabaja en esta tercera fase, que discurrirá en Ciudad Alta.

Aunque el Ayuntamiento no ha perfilado aún el itinerario concreto por donde discurrirán los aproximadamente 15,4 kilómetros en Ciudad Alta, lo que sí que tiene claro es que habrá un trazado por la calle Pedro Infinito y el entorno de la calle Zaragoza, que conectará con el paseo de Chil. Y espera ponerlo en licitación a finales del año próximo.

Otro de los ejes cicables y para Vehículos de Movilidad Personal (VMP), los patinetes, discurrirá en el entorno de las calles Obispo Romo y Zaragoza, desde su confluencia con la avenida de Escaleritas hasta la conexión con Pedro Infinito. Los ciudadanos que elijan esta modalidad de transporte y que quieran descender a la parte baja de la ciudad salvarán el escollo del desnivel utilizando el ascensor existente a la altura del Canódromo, para conectar con párroco Villar Reina.

Otro de los ejes principales para la extensión del carril bici es la avenida de Juan Carlos I, lo que permitirá llegar hasta Siete Palmas. El proyecto discurrirá desde la plaza de América, en la confluencia de Mesa y López con Fernando Guanarteme, por la carretera de Chile hasta unirse con la avenida y permitir así alcanzar Siete Palmas.

En esta tercera fase el Consistorio también llevará a cabo una actuación en Tamaraceite, aunque no se concretó las vías por las que discurrirá la red de carriles bici. Ramírez dijo que la idea del Consistorio es conectar el barrio con el resto de la ciudad, aunque "no es sencillo" por su lejanía.

El concejal de Movilidad añadió, no obstante, que lo que sí tendrá es un circuito interno hasta ver cómo se soluciona la conexión con la ciudad. Mientras, el concejal de Urbanismo apuntó que la red tendrá unos 8 kilómetros.

Ciudad Jardín

En esta tercera fase que proyecta el Ayuntamiento también está previsto actuar en Ciudad Jardín, creando dos vías ciclistas transversales adicionales en el entorno de la calle Wagner. En concreto en Maestro Valle y Beethoven.

Asimismo, la concejalía de Movilidad colaborará con la Autoridad Portuaria para articular dos ejes más en el recinto, uno en el interior del propio puerto y otro que suba al polígono industrial de El Sebadal, dado que son las zonas donde hay mayor actividad.

El concejal de Urbanismo, Javier Doreste, puntualizó ayer que el tripartito apostó desde "el minuto uno" de su mandato por una movilidad sostenible dentro de la ciudad, de ahí la ampliación de la red de carriles bici, de la apuesta por la MetroGuagua y de las mejoras incluidas en el sector del taxi para potenciar el transporte público en la ciudad. Y apostilló que los ciudadanos están ya cambiando de hábitos en cuanto al modo de moverse en la ciudad por lo que el Ayuntamiento seguirá apostando por itinerarios peatonales y ciclistas seguros y por conectar los desniveles de la ciudad con ascensores para que la movilidad sea posible en todo el tramo urbano.

Doreste también hizo referencia al impacto que el coronavirus ha tenido sobre los ciudadanos. Según el concejal puede influir en un uso mayor de la bicicleta y el patinete si continúa la pandemia por lo que la extensión de la red de carriles bici será de gran utilidad en este sentido. "Vamos a seguir en esta política; los tiempos nos van a obligar a ello", dijo.

El concejal de Movilidad subrayó, por su parte, que muchas de las calles de la ciudad que son Zona 30 -vías por las que se puede circular a un máximo de 30 kilómetros y que actualmente son 73- permiten el paso con seguridad de ciclistas por lo que también pueden incluirse en la futura red de carriles bici si se incrementa el uso de patinetes y bicis en decrimento del coche.

El Ayuntamiento trabaja también en la creación de nuevas Zonas 30 -unos 10 kilómetros- en la ciudad y en la creación de supermanzanas -más espacio para el peatón- para permitir la movilidad de los viandantes evitando las aglomeraciones con vistas a que el coronavirus continúe viviendo con nosotros.

De los 14 kilómetros diseñados en la segunda fase quedan aún pendientes unos 8.736 metros. En concreto, el segundo itinerario de Tomás Morales; unos metros en Bernardo de la Torre; el tercer itinerario de La Isleta, entre Albareda y Juan Rejón; el entorno del intercambiador de Santa Catalina; la conexión entre Mesa y López y León y Castillo; la conexión del Obelisco con el paseo de Chill; la calle Buenos Aires; el entorno del Teatro Pérez Galdós y otras conexiones. También quedan pendientes de finalizar de la primera fase los tres itinerarios que conectan el Guiniguada con Manuel Becerra, las zonas de Guanarteme y Mesa y López y las arterias transversales.

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats