Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Doreste impulsa el corredor verde con el dinero del colector de Reina Mercedes

Los más de dos millones de euros que estaban presupuestados para evitar las constantes inundaciones en la urbanización se destinan al proyecto de Tamaraceite

Doreste impulsa el corredor verde con el dinero del colector de Reina Mercedes

Doreste impulsa el corredor verde con el dinero del colector de Reina Mercedes

La obra para acabar con las inundaciones que sufren los vecinos de la urbanización Reina Mercedes desde hace 25 años vuelven a quedarse en el limbo, pese a la gravedad del problema, porque el gobierno municipal ha decidido destinar los algo más de dos millones de euros presupuestados para esta obra al corredor verde de Tamaraceite y otros "sistemas dotacionales" del barrio, así como al parque marítimo que está enfrente de la plaza de Canarias. Los vecinos de la urbanización, hartos de soportar las consecuencias de trece inundaciones, siete de ellas muy graves, cada vez que hay lluvias fuertes, expresaban ayer su indignación ante la nueva demora de la obra. En 2108, recordaron, pasó lo mismo.

"¿Es que hay que ponerse de rodillas para que nos hagan esta obra de una vez, que es imprescindible para el barrio?; como venga otra tromba de agua sería la octava vez que se nos inunda el barrio. Llevamos esperando 25 años, ya está bien", se quejaba ayer Juan Guerra, representante de los vecinos de la urbanización. La última inundación que sufrió el barrio tuvo lugar el 23 de noviembre de 2018.

El gobierno tripartito incluyó en el presupuesto de este año una partida de algo más de dos millones para desviar por la calle Profesor Reina el colector que baja las aguas desde Siete Palmas, para impedir que vayan a dar a las canalizaciones de la urbanización Reina Mercedes, que son incapaces de absorber tanto caudal cuando hay lluvias fuertes y revientan, inundando sótanos y todo lo que encuentra a su paso. La decisión se adoptó por unanimidad en el pleno del 25 de octubre de 2019.

Pese a ello, el pleno municipal aprueba hoy una modificación de crédito, impulsada por el concejal de Urbanismo, Javier Doreste, por la que se elimina una partida de algo más de dos millones (2.029.851 euros) que estaba presupuestada para abordar las obras del desvío del colector que inunda Reina Mercedes. También se elimina otra partida que estaba destinada a terminar la rehabilitación del Pueblo Canario y del Museo Néstor, por un importe de 469.935 euros.

Estas dos obras suman un total de 2,49 millones que se destinarán al corredor verde de Tamaraceite (2,1 millones) y al parque marítimo del entorno de la Plaza de Canarias (398.814 euros).

Los cambios de partidas se justifican porque "los gastos" del corredor verde y el parque marítimo "no pueden demorarse hasta el ejercicio siguiente" y las que se dan de baja "no están comprometidas".

El pleno aprobará hoy también una segunda modificación de crédito, por importe de 1,99 millones de euros por la que se dan de baja las partidas destinadas al aparcamiento disuasorio de San Nicolás, la construcción del mirador de Punta de Diamante y otra pequeña cantidad de la obra de Reina Mercedes. Los casi dos millones de estas actuaciones se destinarán a la puesta en marcha de más carriles de bicicletas, que reciben un millón de euros, y el equipamiento del centro de día de la Fábrica del Hielo, al que se inyectan 999.591 euros.

En concreto, se eliminan 1,5 millones del aparcamiento disuasorio de San Nicolás; 429.672 euros del Mirador de Punta de Diamante, una obra que lleva paralizada más de dos años, y 70.118 euros de la canalización de la urbanización Reina Mercedes.

Juan Guerra calificó de "escandaloso" y "muy injusto" el nuevo retraso de la obra y añadió que los vecinos "montarán en cólera cuando se enteren de la modificación de la partida. Es increíble que cambien una canalización para evitar unas inundaciones que afectan a 200 familias por un corredor verde. Que venga San Pedro bendito y lo vea", exclamó el representante vecinal, quien añadió que la comunidad de vecinos acaba de gastarse 200.000 euros en arreglar los desperfectos, en su mayoría causados por los efectos de las inundaciones, que han abarrotado en varias ocasiones los garajes subterráneos.

Aunque llevan 25 años reclamando una solución, por ahora sólo se ha llevado a cabo la primera fase de las obras necesarias, que consistió en la renovación de las tuberías de saneamiento de la urbanización. "Estaban podridas. La ejecución de la obra fue muy mala. Tenemos la acera hundida por las obras que se hicieron hace año y medio. Se gastaron un millón y pico de euros para renovar las tuberías, pero la empresa hizo las obras como le dio la gana y ahora sufrimos las consecuencias. La acera está totalmente partida a lo largo y la carretera hundida. Nos dejaron un agujero inmenso en el jardín y para taparlo utilizaron escombros. Ahora no crece ni un geranio".

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats