Suscríbete desde 1,50 €/mes

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El grupo holandés VT desembarca en La Luz tras comprar las gabarras de Boluda

Responsables de la compañía presentan sus planes a la Autoridad Portuaria de Las Palmas - El 'bunkering' mantiene su actividad en 2020 pese a la caída del tráfico

La gabarra 'Petroport', en primer término, suministra combustible al buque cablero 'Seven Borealis' en una de las zonas de fondeo del Puerto de La Luz. JUAN CASTRO

El grupo marítimo neerlandés Verenigde Tankrederij (VT) desembarca en los puertos de Canarias tras adquirir el negocio de petroleros y gabarras de suministro de combustible que hasta ahora era propiedad de la corporación Boluda. Responsables de la nueva compañía ya han realizado los primeros contactos con los responsables de la Autoridad Portuaria de Las Palmas para dar a conocer sus planes para el Puerto de La Luz semanas después de la autorización en primera fase otorgada a la operación por la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC). El presidente de la Autoridad Portuaria de Las Palmas, Luis Ibarra, se mostró satisfecho con la llegada de VT por "la importancia que tiene el suministro de combustible", al que describió como "el sector más desconocido, pero con una gran actividad".

El cambio de titular de las gabarras que prestan el servicio de bunkering en las zonas de fondeo del recinto capitalino no supondrá cambios en las operaciones de abastecimiento que llevan a cabo las embarcaciones de Boluda en el Archipiélago, según apuntan fuentes conocedoras de la operación, que subrayan la intención de la compañía de consolidarse en un mercado, el canario, estratégico por su localización en el tráfico marítimo norte-sur del océano Atlántico.

Gracias a esta operación, VT, una empresa de servicios logísticos marítimos consolidada en los puertos neerlandeses y belgas desde hace más de un siglo, se hace con una porción considerable del mercado de suministro de combustible a buques en el Puerto de La Luz. De los más de dos millones de toneladas suministrados en el recinto capitalino el año pasado, 809.000 fueron servidas desde la Petroport, la Petromar o la Spabunker Veintidós, las tres gabarras con las que Boluda cuenta en la Isla. Las Palmas cerró en 2019 cerró otro ejercicio a la cabeza del sistema estatal en este tipo de operativas y en 2020 continúa manteniendo el mismo volumen de actividad -hasta julio se sirvieron 1.285.792 toneladas, un 0,07% más que durante el mismo periodo del año anterior- a pesar de la caída de tráfico asociada a la pandemia, lo que le ha permitido alejarse de competidores como la Bahía de Algeciras, que ha caído en este apartado un 25% a lo largo de este año.

Las operativas de bunkering en el recinto capitalino continuarán como hasta ahora. Boluda no era la prestadora directa del servicio, sino que funcionaba como intermediaria al fletar sus embarcaciones a las empresas petroleras que, como Oryx Energies, Cepsa o Peninsula Petroleum, son titulares del servicio comercial de suministro de combustible a buques.

Dos de las gabarras hasta ahora propiedad de Boluda trabajan para Oryx y otra, para Cepsa. Además, la empresa cuenta con una embarcación posicionada en Santa Cruz de Tenerife que en estos momentos presta servicios a Cepsa y en algunas ocasiones, las gabarras que Oryx utiliza en La Luz también se desplazan hasta la capital tinerfeña para suministrar allí combustibles cargados y transportados desde los depósitos ubicados en Las Palmas de Gran Canaria.

La adquisición de las tres sociedades de Boluda dedicadas al negocio petrolero en distintos mercados europeos y americanos -Boluda Tankers, Eurotanker International y Compañía Marítima de Panamá- se ha materializado a través de una de las filiales de VT denominada Unilloyd, con la que abastece de combustible y lubricante a buques en la región de Ámsterdam, Róterdam y Amberes, además de realizar transporte y flete de productos petroquímicos. Hasta ahora no operaba en el mercado español, en el que sí tiene presencia Boluda, motivo fundamental esgrimido por la CNMC para autorizar en primera fase y sin compromisos la operación de adquisición.

La compra de las filiales de gabarras de Boluda tampoco supondrá cambios en el resto de operaciones en Canarias del grupo marítimo de origen valenciano. La corporación presidida por Vicente Boluda Fos mantiene en el Archipiélago su negocio de terminales de contenedores, con el que tiene presencia en cuatro islas, y continúa su proceso de adaptación al nuevo pliego del servicio portuario de remolque aprobado recientemente por la Autoridad Portuaria de Las Palmas, para el que prevé presentar la solicitud a lo largo de este mes, según confirmaron fuentes de la empresa.

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats