Suscríbete desde 1,50 €/mes

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Mercalaspalmas pierde un 20% de su actividad con respecto al año pasado

El economista Alberto Padrón Rivas presenta un informe con el objetivo de avalar la reducción de los cánones y alquileres por los locales ante la mala situación turística

Dispositivo de desinfección de la UME el pasado abril en el interior de Mercalaspalmas.

Dispositivo de desinfección de la UME el pasado abril en el interior de Mercalaspalmas. ANDRÉS CRUZ.

Mercalaspalmas ha perdido durante la pandemia de la Covid-19 entre un 19 y un 20% de su movimiento de mercancías habitual; una bajada motivada por la crisis turística, según datos aportados por su director, Javier Granell. Ante esta mala situación, los empresarios señalan que la entidad de capital público "no responde a sus peticiones". Es más, el economista Alberto Padrón Rivas les ha remitido un informe mediante el cual solicita una exoneración del 50% de los cánones y alquileres hasta diciembre, medida que cree factible dada la situación de beneficios que ha tenido esta empresa pública en los últimos años.

El parón de la economía durante el estado de alarma y la crisis que le ha precedido han propiciado importantes pérdidas entre los empresarios de Mercalaspalmas, según reconocen tanto la entidad como la patronal Asemerca. Es más, según Granell, la caída en agosto del movimiento de mercancías -sobretodo en cuanto a frutas y hortalizas se refiere- fue del 24%, superior a la media de este periodo bajo pandemia. La ausencia de una reactivación clara en el denominado canal Horeca -hoteles, restaurantes y cafeterías- y el cierre de mercados turísticos como el alemán o el británico agravan la situación, alertan.

"Estamos ante un momento excepcional, necesitamos sobrevivir y digerir la situación que se nos viene encima", afirma Padrón, quien es arrendatario de uno de los locales de Mercalaspalmas. "Con la propuesta que les presento tendrían aún beneficios considerables", añade. El economistas señala que con una rebaja del 50% de las tasas, las cuentas de la entidad seguirían siendo positivas, pues en su informe destaca que obtuvieron en los ejercicios presupuestarios 2017 y 2018 un total de 1,2 y 1,1 millones de euros de beneficios, respectivamente, según datos consultados en el registro mercantil, indica.

"Los precios ahora mismo están por encima de los que marca el mercado, hay adaptarse a la nueva situación", expone Padrón. "Esto ayudaría a las empresas a ser más competitivas, no puedes cargarte un sector que es de primera necesidad", señala. Y es que el economista alerta de la posibilidad de que muchas empresas radicadas en Mercalaspalmas terminen por entrar en concurso de acreedores de agravarse la situación económica, visión que comparte Juan Armando Rodríguez, presidente de la asociación Asemerca.

"Esta medida podría paliar entre otras, el deterioro de las cuentas de pérdidas y ganancias de los asentadores", indica Padrón en el informe. "Entendemos que a la sociedad no le produce un perjuicio brutal, ya que posee un patrimonio neto, fondo de maniobra y liquidez suficiente", expone en el mismo. Según los cálculos que ha realizado a través de los datos del registro mercantil, el fondo de maniobra de la entidad superó los seis millones de euros en 2018.

Granell, por su parte en representación de la sociedad, ha mostrado su rechazo a esta medida. "El Estado es el que marca las directrices a seguir", indica. Y es que Mercalaspalmas está participada en un 58,37% por Mercasa -empresa pública que engloba a todas las grandes plazas de abasto de este tipo de España- y el otro 41,63% es del Ayuntamiento capitalino. "Tenemos que esperar porque ahora mismo vivimos bajo la incertidumbre sobre qué ocurrirá en los próximos meses con los rebrotes y el mercado turístico internacional", señala el gerente.

Por el momento, Mercalaspalmas aplazó durante el estado de alarma la recaudación de tasas a aquellas empresas que lo solicitaran; estos todavía no se han efectuado, pues los plazos de cobro se han alargado hasta octubre. En este sentido, Granell afirma que solo se han adherido 38 de 230 radicadas en la plaza de abastos.

El director de la sociedad señala que "toca hibernar", al mismo tiempo que destaca que hay empresas que han decidido diversificar su negocio enfocándose más en el consumo local ante la falta de demanda en establecimientos de hostelería y alojamiento en las zonas turísticas de la Isla. Además, varias empresas han ido sacando a empleados del ERTE a lo largo de los últimos meses.

Juan Armando Rodríguez, por su parte, afirma que se encuentran en una situación "bastante complicada", especialmente ahora que importantes cadenas han anunciado el cierre de hoteles. Además, denuncia la "desidia" que ha existido por parte del Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria, propietario menor de la entidad. "No nos ha recibido siquiera Pedro Quevedo, que es el concejal de Mercados", apunta.

Rodríguez señala que hay empresas que trabajan con el turismo que están "sobreviviendo a duras penas" y que además de hacer frente ahora a los pagos aplazados tendrán que "abonar los créditos ICO que han ido pidiendo para tener liquidez". Por todo ello, entienden que "debe de haber una revisión a la baja de las tarifas".

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats