Suscríbete desde 1,50 €/mes

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

CRISIS DEL CORONAVIRUSl Pruebas masivas en la capital

La Isleta acude al cribado para detectar posibles casos de coronavirus

El barrio es el primero en someterse a este test masivo, al ser una de las zonas más afectadas por la pandemia en Canarias

Los vecinos de La Isleta acudieron ayer al primer día de cribado masivo que se realiza en la población canaria para detectar posibles casos de coronavirus. El barrio ha sido el primero en la lista de la Consejería de Sanidad debido al índice de contagios que se han presentado en las últimas semanas y que en los últimos siete días ha alcanzado los 233,95 por cada 100.00 habitantes, para un total de 60 casos positivos en una semana.

A las 12.25 horas, abrieron las puertas del Centro de Día de Mayores de La Isleta para atender a las primeras personas citadas desde las 12.30. Lo primero es identificarse ante el sanitario de la puerta para verificar que se cuente con cita previa, acto seguido se ingresa a una zona en la que deben volver a identificarse y en la que se les entrega un código de barras que deberán devolver a los enfermeros encargados de realizarles el test.

Los citados a esta prueba están en el rango 20 y 45 años, ya que según Nohemí González, médica coordinadora del Servicio Canario de Urgencias (SUC), son la población con mayor incidencia de contagios en el barrio portuario. "La idea es hacer primero un test de anticuerpos en el que vamos a detectar si las personas que tengan la inmunoglobulina M, que es la que se supone que está a raíz de una infección activa, y todos aquellos que nos den positivo serán contactados para realizarles la PCR y confirmar que ese resultado es válido y que esas personas tienen o no la enfermedad en curso", explica la sanitaria.

Lo ideal, apunta González, es detectar los casos positivos asintomáticos "para evitar que la pandemia se siga expandiendo en la zona". La prueba consiste en efectuarle un "pinchazo" en el dedo a la persona y utilizar la gota de sangre que emana de la diminuta herida para efectuar el test rápido que detecta si hay o no valores de anticuerpos. Por lo tanto es una prueba "totalmente inocua, nada agresiva y rápida ya que dura un minuto", reseña la médica.

Los vecinos están siendo llamados a través de Atención Primaria y son su médicos de cabecera los encargados de comunicarles si el resultado da positivo para anticuerpos. Tan solo ayer se esperaba que acudieran 350 personas debido a que empezaron la jornada desde las 12.30 horas hasta las 20.00 horas. A partir de hoy comienza a las 9.00 horas y se espera que se realice la prueba a unos 550 habitantes por día, ya que el dispositivo, en principio, tendrá una duración de diez días para cribar de 5.000 a 5.500 residentes.

Por su parte los vecinos que acudieron ayer al dispositivo instalado por el Servicio Canario de la Salud y del Servicio de Urgencias Canario mostraron su receptividad como es el caso de Vania Vila para quien la prueba ha sido "rápida y sencilla". "El pinchazo me ha parecido mínimo porque sufro de diabetes y lo hago siempre para medirme la glucosa", cuenta la vecina de La Isleta. "Me parece bien que se esté haciendo el cribado porque realmente Gran Canaria es el epicentro de coronavirus en las Islas", lamenta Vila.

La vecina que es asmática crónica ha acudido de inmediato al llamado para estar al tanto de su salud. Asimismo, la cubana radicada en el barrio portuario desde hace 11 años ha pedido a su médico de cabecera que se le realice la prueba a su esposo ya que trabaja en el Puerto y se encuentra en contacto con muchas personas. "Es una pena que después de haber realizado una cuarentena estupenda estemos pasando por esta situación", concluye la vecina.

Una opinión similar tiene Roberto Martel de 25 años, el joven relata que el dispositivo "está muy bien, con suficiente espacio y el proceso es rápido". A su vez aprovecha para hacer un llamamiento a la población para que "todos colaboremos en poner freno al virus. No somos indestructibles y también tenemos que pensar en nuestra familia y amigos, ser conscientes de la situación". La vecina del barrio Raquel Tabasco también cuenta que "está todo muy bien organizado, no duele nada y es muy importante para concienciarnos y saber qué porcentaje de la población puede estar pasando la enfermedad para evitar más contagios. Todas las personas a las que llamen vengan a hacerse la prueba, por favor, recuerden que el test es gratuito", manifiesta Tabasco.

Las personas están siendo citadas por minuto y son cinco las mesas y personal disponible para realizar el cribado. "El proceso es voluntario, nadie está obligado a acudir", detalla la sanitaria coordinadora del SUC a la vez que hace énfasis en que se pide un "ejercicio de responsabilidad a toda la población para poder tener el mayor conocimiento de los casos positivos que pueda haber y tener así un mayor control de la pandemia", insiste. Nohemí González también recuerda que se debe continuar con las medidas sanitarias como el uso de mascarilla, lavado de manos frecuente y la distancia de seguridad porque "lo único que tenemos en nuestras manos para parar la pandemia somos nosotros". Además adelanta que al finalizar con el cribado en La Isleta se trasladarán a otro barrio de la ciudad que es la que "tiene mayor incidencia en estos momentos en Canarias".

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats