Los centros públicos de Educación Infantil, Primaria, Secundaria y Formación Profesional de Canarias sufrieron durante el curso 2010-2011 un recorte de 968 profesores, según datos del Ministerio de Educación. La plantilla docente se redujo en un 4,2%, pese a que el alumnado creció un 2,1%, con la incorporación de 5.600 alumnos más, al pasar de 263.944 a 269.573 matriculados.

Este estudio del Ministerio de Educación, que fue realizado con datos facilitados por las comunidades autónomas, refleja que la comunidad canaria sufrió el mayor recorte de toda España durante el curso pasado.

Si se añade la reducción realizada durante el curso 2009-2010, la plantilla de los colegios e institutos sufrió un recorte de 1.200 profesores en los últimos dos años, frente a un aumento de 8.400 alumnos.

Mientras en Canarias se producía el recorte de cerca de mil profesores el curso pasado en el resto del territorio nacional se produjo durante el mismo periodo un incremento medio de un uno por ciento. Al recorte de la plantilla se unió la eliminación de las sustituciones de docentes con bajas de corta duración.