| Medalla. La primera medalla de oro al mérito policial que entregó ayer el alcalde Juan José Cardona, a título póstumo, fue para el sargento Bernardo Salón, que ayer recogió su hijo, también policía local, ya jubilado. Salón fue homenajeado por haber muerto apuñalado en acto de servicio y cuando se dirigía a auxiliar a un ciudadano.

| Fallecimiento. La muerte de Bernardo Salón tuvo lugar en 1964, en un servicio rutinario en la plaza de Santa Isabel. El sargento se acercó al lugar para detener a una mujer que molestaba a los vecinos después de haber sufrido un desahucio. María Antonia Alejandro le pidió que le diera un momento que iba a dar un recado, para intentar huir, y cuando éste se dirigió a ella, lo apuñaló.