La flota del Volcán de Tindaya, el buque de Naviera Armas encargado del recorrido de Corralejo a Playa Blanca, y viceversa, ha presentado un preaviso de huelga ante la falta de soluciones. Solo quieren, dice el presidente del comité de empresa, Juan Valiente, que "cumplan con la norma en materia de seguridad y no hagan a la plantilla trabajar más horas de las pactadas por ley". Añaden que no es cuestión de dinero, lo que ocurre es que "no pueden trabajar tantos días sin descansar ocho horas".

Los trabajadores han manifestado que si no llegan a un acuerdo con Naviera Armas irán a la huelga el próximo 15 de agosto, pudiendo ocasionar grandes parones que afectarían a los casi mil empleados de la empresa, entre los 600 que forman la flota y los cerca de 400 del personal de tierra, y a los centenares de pasajeros que a diario utilizan estos barcos como medio de transporte.

Diecisiete horas seguidas

Los trabajadores aseguran que actualmente están haciendo jornadas intensivas de 14, y hasta 17 horas, con apenas descansos de 20 minutos, y que no quieren ninguna retribución salarial a este efecto, sino que cumplan la ley y la plantilla haga jornadas de ocho horas, como está estipulado. Valiente garantiza que lo hacen por una cuestión de seguridad y que trabajar de lunes a lunes no es sano.

El presidente del comité de empresa asevera que el 90% de la flota hace horas de más en su trabajo, y aun a sabiendas de que pueden ocasionar graves perjuicios para los pasajeros, ven necesaria la huelga para dar así con una solución inmediata, que según ellos, de otra manera no tomaría la empresa.

El colectivo de trabajadores de la naviera ya denunció los incumplimientos de la empresa ante la Inspección de Trabajo, con quien se reunió el pasado martes 26. Se suma a la denuncia la huelga del próximo día 15 si en esta semana no consiguen llegar a la resolución que están buscando. Además de la queja por la jornada laboral, reivindican el incumplimiento de la empresa en cuanto a las retribuciones salariales y otras materias de su convenio.

Por su parte, la empresa Naviera Armas ha manifestado que quiere llegar a un acuerdo con sus trabajadores, y no considera que el problema radique en la falta de personal. La plantilla de la naviera ya ha expuesto en ocasiones anteriores su interés por ir a huelga, aunque hasta ahora no han hecho ninguna de ellas efectiva.