Alexandra Hoerberg es la más joven del equipo de trabajo de la plataforma Cosl Pioneer. Nació en la ciudad noruega de Bergen, y realizó estudios profesionales para poder maniobrar con las perforadoras. Hasta ese momento, Alexandra se encarga en su periodo de formación de tareas de asistente para la grúa y asegurar la carga junto a los trabajadores grancanarios de Hamilton y otras subcontratas. "En el futuro espero poder trabajar con perforadoras", dice.

La joven noruega se aloja en el hotel Tryp Iberia desde que llegó. Con apenas una semana de estancia en la Isla, y después de tantas horas de trabajo apenas ha tenido tiempo para descubrir la ciudad y la Isla, aunque siempre hay algún momento para irse a cenar por alguno de los restaurantes de la ciudad. Además, es la primera visita que realiza.

Descubrió el mundo de las plataformas gracias a un amigo de la familia, pero ahora también tiene a su novio embarcado en su país en uno de estos grandes artilugios de hierro, con los que se extraen miles de barriles de petróleo. "Es un buen trabajo", dice con su rostro juvenil.

También es muy joven, aunque con algo más de experiencia, Martin Uglum se encarga de supervisar que todo el mundo que entra en la zona de trabajo cumple estrictamente con las normas de seguridad y prevención de accidentes.

A diferencia de Alexandra, él conoce mucho la Isla, ya que ha estado siete veces, como otros muchos compatriotas. En los próximos días volverá a su país, hacia donde se dirigirá también la plataforma, cuando supere las últimas obras tras el viaje inaugural desde China.

A pocos metros se encuentra la Sedco Energy, donde la actividad es frenética durante toda la jornada. La vestimenta roja, blanca, naranja y de otros colores se entremezcla con el tráfico de camiones, carretillas y todo tipo de vehículos. Es la vida en un barco, pero muy peculiar.