Entre el estupor y la preocupación. Los padres de los jugadores de la cadena de fútbol del Siete Palmas se mostraban ayer, durante la sesión de entrenamiento, estupefactos y sorprendidos por la detención y puesta en libertad de Antonio Castellano, al que se le imputan dos presuntos delitos de abuso sexual.

Patricia Lorenzo Cazorla tiene a su hijo en el equipo benjamín. "Es una situación complicada e impactante. Nos ha caído como un jarro de agua fría (...) En el futuro, mi hijo seguirá pero esperaremos a que la justicia se pronuncie. Solo ellos tienen la última palabra", valora.

Además, Patricia pone sobre la mesa la presunción de inocencia. "Aún es pronto para condenar a nadie". Sobre el ánimo de su hijo, apunta: "Solo espero que todo esto no le afecte".

Por su parte, Alicia Suárez -que tiene a dos hijos en el club capitalino- adelanta que ya conocían la noticia de la denuncia desde hace varios días. "Lo sabíamos pero enfrentarnos a esto es muy duro. Si está bajo el prisma de la justicia será por algo. No creo que la niña se lo haya inventado. Yo tuve que ir a testificar, como otras madres", manifiesta en el campo anexo.

Protocolo

Juan Manuel y María Esther tampoco olvidarán la jornada de ayer. Su hijo volvía a los entrenamientos y cinco cámaras de televisión alertaban del impacto de la noticia en el campo anexo al Gran Canaria. "Estamos bastante mal. Es un asunto muy delicado y lo peor es que nos podía pasar a nosotros. La verdad es que solo de pensarlo se me pone la piel de gallina. Deben existir pruebas; es muy grave", argumenta Juan Manuel.

María Esther, atropellada por la emoción, reconoce que adoptó un protocolo. "Con naturalidad, le comentas si ha sufrido algo. Si había pasado algo que no le ha gustado. Sin juzgar a nadie, hacer saber a nuestro hijo que si sufre, aquí estamos para ayudarle. Sin nombrarle la cruda realidad. Es una tragedia".

Por otro lado, recuerda: "Es necesario dejar trabajar a la Justicia. Tenemos que estar con nuestros hijos pero respetando el peso de la verdad. Los rumores no son saludables".

Otra de las madres, que quiso ocultar su identidad, determinó: "Cómo le explicas a un niño este suceso, todavía me pregunto qué palabras debo determinar". Su hijo seguirá en la cadena de fútbol "hasta que concluya el curso".