Suscríbete desde 1,50 €/mes

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Puerto | Entrevista a Luis Ibarra

Luis Ibarra: “Todos los proyectos que había en el Puerto se han mantenido pese a la Covid-19”

"Una parte de la diversificación de la economía de la Isla está en el Puerto de La Luz", asevera Luis Ibarra, presidente de la Autoridad Portuaria de Las Palmas

“Todos los proyectos que había en el Puerto se han mantenido pese a la Covid-19”

“Todos los proyectos que había en el Puerto se han mantenido pese a la Covid-19”

El presidente de la Autoridad Portuaria de Las Palmas confirma el retorno a la actividad de los cruceros de AIDA, la recuperación de las descargas de pesca fresca en La Luz, nuevas iniciativas en ‘bunkering’ y una inyección económica que permitirá rematar las obras marítimas de los principales puertos de las tres islas.

La pandemia ha trastocado la economía de las Islas. ¿Cuál es la situación de los Puertos de Las Palmas seis meses después del comienzo del estado de alarma?

Cada uno se comporta de manera diferente. Lanzarote y Fuerteventura tienen caídas muy similares, en torno al 25%, lo que representa una bajada del sector turístico y de parte de la demanda del propio isleño. Salinetas tiene una caída importante por los suministros del sector aéreo, lo que incide muy negativamente en sus cifras. En positivo tenemos el gran puerto de La Luz, que dada su conectividad y su relación con el continente africano ha podido llegar al mes de agosto con una cifra de tráfico muy similar a la del año pasado, con una caída de un 0,7%.

Uno de los factores que ha impulsado el tráfico portuario ha sido el movimiento de contenedores. ¿Cuánto de coyuntural tiene este crecimiento?

Eso es lo que tendremos que seguir intentando, trabajar para el futuro. En los últimos 15 o 20 años hemos tenido un exceso de plantilla de estibadores sobre el tráfico normal. Las prejubilaciones que se han ido llevando a cabo en el último año y medio, derivadas de los primeros acuerdos de la estiba, han determinado que estemos ahora rondando la cifra de unos 335 estibadores. Creo que hay que seguir insistiendo en mejorar el absentismo de una pequeña parte de la plantilla y a partir de ahí nos podremos quedar en un entorno que pueda hacernos ser competitivos. Ahora llega el momento del nuevo acuerdo marco y del nuevo convenio que hay que negociar en Las Palmas. Hay que ser vigilantes y debemos ser muy serios, porque nos jugamos la competitividad. Estamos en una situación en la que, si somos capaces de llegar a un buen acuerdo, en los próximos años espero que aumente la apuesta de las compañías de contenedores, no solo de MSC, porque estamos reduciendo los costes de manera importante.

Menciona a la naviera MSC. ¿Se ha recuperado la buena sintonía?

Con MSC teníamos el pasado enero unas reuniones para intentar llegar a un acuerdo para la futura concesión y la ampliación. Por desgracia nos ha venido toda la crisis de la pandemia y todo eso se ha quedado parado, pero nosotros esperamos retomar en breve ese acuerdo, que para nosotros es importante. Creemos que estamos dando los pasos necesarios. No solo en la estiba, sino también con la reducción de las tasas que estamos poniendo encima de la mesa.

"AIDA ha presentado la solicitud para comenzar a operar la primera semana de noviembre"

decoration

¿Qué ocurrirá con los cruceros a partir de noviembre?

Quiero mandar un mensaje de optimismo. Hace unas semanas anunciamos que TUI quería venir a Canarias y hoy podemos anunciar que AIDA también ha presentado ya las solicitudes para comenzar la primera semana de noviembre. El Gobierno de Canarias también está muy implicado. Vamos a tener cruceros, seguro, y vamos a ser prácticamente la primera zona mundial donde los vamos a ver. Por supuesto, será con unas reglas diferentes, con unos protocolos más exhaustivos, con unos barcos no llenos al 100%.

¿Cuánto se podrá recuperar?

Tenemos que esperar a ver cuál es la reacción del turismo. Yo sigo siendo optimista, creo que en invierno somos el único destino que va a estar operativo y que se están haciendo las cosas bien por el Gobierno de Canarias, se está controlando esta segunda oleada. Si somos capaces de mandar este mensaje positivo en las próximas dos semanas, también en cuanto al acuerdo de cruceros, estoy confiado de que vamos a tener una buena temporada de invierno.

Hace poco trató con Puertos del Estado el plan de empresa de la Autoridad Portuaria. ¿Qué proyectos van a tomar forma en los próximos años?

Los dos próximos años van a ser tremendamente inversores por parte de la Autoridad Portuaria e iremos viendo la finalización de proyectos definitivos de cada puerto. En el Reina Sofía empezamos la semana pasada a hormigonar los cajones, con lo cual esta obra, que se ha retrasado bastante, está en una fase que en unos meses nos permitirá ver cómo se colocan los cajones. A partir de ahí, nuestro objetivo ha sido intentar aprovechar los últimos recursos Feder, que solamente nos permiten hacer inversiones en Lanzarote y Fuerteventura. La obra de ampliación que quedaba pendiente en Fuerteventura creemos que la podemos sacar a licitar este mes de noviembre. Estamos esperando por un informe del Ministerio de Medio Ambiente que creo que nos va a llegar en los próximos 10 días. Nos quedaría la última obra en Lanzarote, que también hemos tenido fondos europeos para ella. Prácticamente ya no habrá más obras marítimas en Lanzarote y Fuerteventura.

¿Y en Gran Canaria?

Nos queda una última obra, la ampliación del Nelson Mandela. Nuestro objetivo es hacerla el año que viene. Esas son las grandes inversiones que nos quedan pendientes, y a partir de ahí nos quedará solo un pequeño incremento del propio Nelson Mandela de otros 150 metros, hasta que la profundidad hace imposible el crecimiento.

¿De qué inversión hablamos?

El Reina Sofía, que ya empezó, son 21 millones de euros. El de Fuerteventura, que ya está el proyecto, está valorado en unos 26 millones. Lanzarote creo que podrá costar en torno a 21 o 22 millones de euros y el Nelson Mandela, aunque todavía no está el proyecto, teniendo en cuenta que son otros 240 metros, estaríamos hablando de otra inversión de 26 o 27 millones de euros.

En cuanto a inversiones privadas, hay pendientes proyectos de gran envergadura, como los muelles de Zamakona en La Esfinge o la planta de gas de Totisa. ¿Cómo va su tramitación?

La planta de gas ya está empezando a solicitar los informes pertinentes a la Consejería de Transición Ecológica del Gobierno de Canarias. Son proyectos que llevan un largo tiempo de consolidación para obtener los informes favorables. La inversión de Zamakona la hemos dejado condicionada a la ampliación de La Esfinge, dado que la agitación del muelle es superior a lo previsto. Ahora mismo Puertos del Estado está analizando el oleaje para ver si podemos mejorarla un poco, pero seguramente no podremos darle la concesión como mínimo hasta que no esté la dársena más calmada que actualmente.

"Frisu ha presentado un proyecto que lleva aparejado recuperar la fábrica de hielo y la pesca fresca"

decoration

Además de los ya conocidos, ¿hay nuevos proyectos de inversión privada?

En las próximas semanas anunciaremos proyectos relevantes en bunkering. Hay proyectos de empresas con las que hemos logrado llegar a un compromiso y que quieren industrializar, fabricar determinados productos en el muelle para reexportar a África. Por la logística del transporte les interesa más estar pegados a pie de muelle que entrar en la ciudad, ya que prácticamente el 95% de su producción va al exterior. Por otro lado está la pesca fresca: ya podemos anunciar que Frisu ha presentado un proyecto que lleva aparejado recuperar la fábrica de hielo, que era un sector histórico del puerto y que va a permitir realizar las descargas de pesca fresca aquí. Vemos que todos los proyectos que teníamos en mente se han mantenido pese a la Covid-19, no hay ningún inversor que haya dicho que abandona.

La crisis del precio del petróleo ha dejado en una delicada situación a los grandes propietarios de plataformas y buques perforadores. ¿Corre riesgo La Luz de convertirse en un ‘aparcamiento’ de estas unidades?

Ya estamos viendo dos importantes proyectos de Stena, que va a poner a punto dos drillships para trabajar en el exterior y ha elegido el Puerto de Las Palmas. El Puerto se ha ido consolidando gracias a la apuesta que ha hecho el sector, que ha sido tremenda. Es importante señalar, cuando se habla de que algunas de estas empresas tienen problemas bancarios, que la normativa americana permite reestructurar los pagos con los acreedores bancarios, por lo que no vemos ningún problema. Los activos que tenemos en el Puerto tienen un coste tremendo y para todo este tipo de mantenimiento las grandes empresas eligen La Luz, ya no se plantean ni posicionarlos en Houston o en el norte de Europa.

"La Autoridad Portuaria de Las Palmas va a defender lo que ha hecho en el remolque"

decoration

El sector del remolque está judicializado en varios frentes. El último es la querella de Boluda por presuntas anomalías en la tramitación de la licencia a Fairplay. ¿Cuál va a ser la posición de la institución?

La posición de la Autoridad Portuaria es defender lo que ha hecho hasta el momento, que por un lado consistió en dar una licencia a Fairplay en base a los pliegos que teníamos de 1994, y por otro, en intentar sacar un pliego de remolque, que era una cuestión fundamental. En mi primera etapa como presidente, de 2011 a 2018, enviamos tres veces un borrador a Puertos del Estado para aprobar el pliego y tres veces Puertos del Estado bloqueó el expediente; si lo hubieran aprobado no estaríamos hablando ahora de esta guerra del remolque. Ahora mismo lo que nos va a tocar es defender a los servicios jurídicos de la casa, en los que tengo una confianza plena. Siempre se les pidió opinión, porque sabía personalmente que este era un expediente muy complejo que iba a terminar en los tribunales, como hemos visto. Se ha caminado de la mano de la Abogacía del Estado, que ha supervisado todo este complejo expediente.

Por otro lado, Fairplay y la Asociación de Consignatarios anunciaron sendos recursos contra el propio pliego del remolque. ¿Cómo los valora?

No es momento de estar continuamente con recursos. Este era un puerto muy problemático y cuando regresé, el expediente tenía todos los visos de terminar como ha terminado. El objetivo ha sido claro y se le ha dicho tanto a Boluda como a Fairplay: si Fairplay tenía derecho, porque teníamos el informe de la Abogacía del Estado de Madrid que decía que se le podía dar una licencia condicionada, no nos podíamos apartarnos del criterio de la Abogacía del Estado. Pero también se le dijo a Fairplay desde el primer momento que nuestro objetivo eran los pliegos, que llevábamos ya diez años intentando sacarlos y que además iban a salir para las tres islas al mismo tiempo, porque el servicio de remolque en Lanzarote y Fuerteventura es deficitario y necesitamos un precio más ajustado gracias al beneficio que da el Puerto de La Luz. Esas reglas de juego se manifestaron a las dos empresas tan pronto como llegué yo en 2019. Por desgracia, esto ha terminado como una guerra en la que ambas empresas han escogido el Puerto de Las Palmas para defenderse a nivel nacional. En próximos juicios nos tocará defender lo que hemos intentado hacer. Además, en esta etapa siempre hemos tenido el apoyo de Puertos del Estado. Hemos ido de la mano y logramos sacar un pliego incluso en medio del estado de alarma, que era muy complicado. Pone de manifiesto que Puertos del Estado era perfectamente conocedor de la importancia de aprobar un pliego.

¿Cómo afecta esta situación a la imagen del Puerto, que tiene en la seguridad jurídica una de sus ventajas competitivas con respecto a otros recintos del entorno atlántico?

Creo que a nivel internacional esto no afecta. A nivel nacional, parece que gran parte de este tipo de actuaciones terminan siempre desarrollándose en el Puerto de Las Palmas. Fairplay fue a otros puertos antes y al final terminó aquí. Este un tema que me he encontrado en esta segunda etapa. Intenté evitar todo este tipo de judicializaciones, pero por desgracia no se pudo. Yo hubiera optado por otro camino, obviamente, pero es un expediente que heredé y lo he intentado solventar de la mejor manera. Al fin y al cabo, el mismo día que yo llego se me pone la firma en la licencia condicionada y a partir de ahí, el resto de decisiones que yo pueda tomar ya vienen condicionadas por actuaciones que se tomaron cuando yo no era presidente.

¿Espera la misma controversia con los pliegos de amarre y practicaje, actualmente en tramitación?

Espero que no, porque en ambos sectores ahora mismo solamente hay una empresa. Nos interesa generar unos pliegos que posicionen al Puerto como referente al dar garantías a todos los armadores de que vamos a ser ágiles, con servicios de primer nivel y no caros. Los prácticos han tenido un comportamiento ejemplar, hay que pensar que cada escala supone estar subiendo por una escalinata muchas veces de madera, que no sabes ni cuál es la resistencia, o por la noche, o con mala mar. Al final se producen demoras, aunque son mínimas para una plantilla de solo 12 prácticos, pero es que el Puerto ha crecido. Necesitamos un práctico en Arinaga parte del día y tenemos toda la zona de La Esfinge con Oryx y todo lo que representa de movimiento. Esto conlleva un incremento de tarifas que los consignatarios intentan legítimamente que no salga, pero nosotros tenemos que velar por el interés general. La competitividad de un Puerto no se va a ver nunca afectada por el coste de los servicios públicos portuarios, porque representa un porcentaje mínimo de los costes de la escala. Muchas veces, inferior a la propia comisión del consignatario.

¿Hacia dónde mira ahora la Autoridad Portuaria para buscar nuevos mercados?

El conocimiento que tenemos ya del Puerto y de la gente que está dentro ha conllevado que en este último año nos hayamos acercado a muchos clientes a los que les hemos dicho que creemos que hay oportunidades de negocio. Ese es el reto de estos últimos meses: para que podamos anunciar ya prácticamente concesiones de chatarra en Arinaga, el tema de la pesca fresca a través de Frisu, una nueva inversión en La Esfinge o las empresas de reexportación primero ha habido un trato diario de confianza muy profundo. A esto se le une la ampliación de la marina deportiva, que al final va a ser una obra muy importante.

¿En qué punto se encuentra el Plan Puerto-Ciudad?

En estos meses se ha logrado desatascar la licencia a Rodritol para que ya empiecen a traer yates y barcos de madera a reparar. Tenemos el objetivo de darle la concesión en octubre para que puedan comenzar a plantear las obras y a trabajar al menos con barcos que no necesiten la nave que está proyectada. Por otro lado, el año 2020 nos dejará por fin una mínima alegría, la apertura de la pasarela a finales de noviembre, según confirmó la semana pasada el Ayuntamiento. Eso conllevará relanzar definitivamente el proyecto Puerto-Ciudad. Con el centro comercial El Muelle estamos trabajando para que hagan una inversión muy importante que presentarán en los próximos meses y el Acuario, en estos meses que lleva cerrado, ha continuado haciendo unas inversiones importantes con nuevos animales y efectos lumínicos que hacen mucho más atractiva la visita. Vamos a continuar dando mensajes de que este es un puerto consolidado, sólido y con una actividad económica que no depende del turismo. De esa diversificación de la economía de la que siempre hablamos, una pequeña parte está en el Puerto.

Cada cierto tiempo surgen peticiones para habilitar un museo que muestre la historia marítima y portuaria de las Islas. ¿Ve factible que haya avances al respecto en estos momentos?

Dentro del Proyecto Puerto-Ciudad, como última fase queda el retranqueo de la Base Naval y del Club Náutico para intentar que el paseo que ahora mismo está en zona portuaria conecte con la playa de las Alcaravaneras. En ese retranqueo, el Museo Naval quedaría en primera línea del paseo peatonal. Hemos hablado con el almirante, que ya ha trasladado a Madrid que la Autoridad Portuaria estaría dispuesta a hacer una segunda planta en lo que es actualmente el Museo Naval y así tener también en esas instalaciones un museo que sirva a la ciudadanía para conocer la importancia del Puerto no solamente para la ciudad o la Isla, sino para Canarias. Esto ya está en manos de la Armada y nos tendrán que contestar, pero todos la vemos como una opción bastante factible.

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats