Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Aduanas busca una nave en el Puerto para custodiar objetos aprehendidos

El contrato y las prórrogas con la Compañía de Almacenes Generales de Depósito finaliza el próximo mes de noviembre

Aduanas busca un nuevo almacén para la custodia y deposito de mercancías y vehículos aprehendidos después de que el contrato que tenía con la Compañía de Almacenes Generales de Depósito, así como sus prórrogas, finalice el próximo 15 de noviembre.

La entidad busca un almacén en el interior del recinto aduanero del puerto de La Luz o bien a no más de 10 kilómetros del edificio de la administración de Aduanas e Impuestos Especiales que hay en las mismas instalaciones. Así se indica en el pliego de condiciones, publicado el pasado 25 de agosto en el Boletín Oficial del Estado.

El contrato sale a licitación por un importe de 272.523,37 euros y tendrá una duración de dos años, aparte prórrogas. En las ofertas presentadas, que finalizaron el pasado día 23, se tendrá en cuenta -en un 70%- la más ventajosa económicamente.

El actual depósito está ubicado en la avenida de las Petrolíferas y pertenece a la Compañía de Almacenes Generales de Depósito, que desde 2015 tenía adjudicado el contrato. El próximo 15 de noviembre finaliza la última prórroga, de las tres que oficialmente se conceden, por lo que ha sido necesario sacar a licitación un nuevo concurso para contar con una nave similar.

Aduanas busca una nave de al menos 800 metros cuadrados útiles dado el volumen de objetos que el organismo debe custodiar antes de que la Agencia Estatal de Administración Tributaria decida resolver cada caso. Una superficie, que según la propia institución, se ha ido incrementando con el paso de los años ante el número de actuaciones que realizan los agentes, que persiguen diversos delitos. Pasando de los 500 metros cuadrados que utilizaban antes de 2008 a los más de 865 metros cuadrados de los últimos contratos.

Aduanas necesita un almacén cerrado, techado y acondicionado para aguantar las inclemencias del tiempo para que las mercancías y vehículos que custodia no resulten dañados con el fin de que puedan ser devueltos en buen estado a sus propietarios o sacarlos a subasta pública, según cada caso. También que el local tenga posibilidades de ampliación por si se incrementan las necesidades de almacenamiento.

Entre los requisitos que se solicitan, figura el que tenga un buen acceso para facilitar la entrada y salida de vehículos, así como estanterías para un buen almacenamiento y conservación de los objetos. La empresa deberá contar con medios mecánicos como carretillas o elevadores para entregar y retirar la mercancía con facilidad.

En el pliego de condiciones también se indica que el almacén debe disponer de una estancia para llevar a cabo todos los trámites administrativos, así como sistemas de seguridad para incendios, robos e intrusión, entre otras aspectos.

El licitador, por su parte, tendrá que disponer de personal para atender el servicio y estará pendiente las 24 horas del día por si pudiera ser requerido por Aduanas para almacenar mercancía. A su cargo correrán también los gastos de mantenimiento del local, así como de servicios imprescindibles como luz, agua y limpieza.

El licitador será el encargado además de transportar la mercancía que ahora se almacena en la Compañía de Almacenes Generales de Depósito a la nueva nave.

Contrabando y otros delitos

La Agencia Tributaria dispone de dos edificios adscritos a tareas aduaneras en Gran Canaria: uno en el Puerto y otro en el aeropuerto, pero ninguna de las dos Administraciones de Aduanas e Impuestos Especiales dispone de un almacén, ni personal especializado para desarrollar tareas de depósito y custodia de mercancías. Tampoco hay un almacén disponible de la administración pública en la actualidad para prestar este servicio por lo que es necesario la licitación de un nuevo local. Los agentes de Vigilancia Aduanera tienen como cometido la represión de los delitos e infracciones de contrabando, la lucha contra el tráfico de drogas y otros delitos conexos, el blanqueo de capitales, el fraude fiscal y la economía sumergida. | L. S. V.

Compartir el artículo

stats