Suscríbete desde 1,50 €/mes

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

THe reformará de manera integral el hotel Fataga durante la pandemia

El grupo Martinón efectuará una importante inversion para renovar las habitaciones, zonas comunes y fachada del establecimiento | El inmueble fue inaugurado en 1962

THe reformará de manera integral 
el hotel Fataga durante la pandemia

THe reformará de manera integral el hotel Fataga durante la pandemia

Hoteles THe hará una reforma integral del hotel Fataga, uno de los de mayor trayectoria en Las Palmas de Gran Canaria, durante la pandemia. Las obras comenzaron en el interior del edificio en septiembre y por el momento no hay fecha de apertura, pero lo cierto es que conllevará una renovación de todas las instalaciones -zonas comunes, salas de conferencias y la totalidad de las habitaciones-. Este establecimiento, situado entre las calles Néstor de la Torre y Galicia, es propiedad del grupo Martinón, conglomerado al que pertenece la citada cadena turística, desde mediados del año pasado. Fue inaugurado en 1962 de la mano del empresario Nicolás Perdomo y con el paso del tiempo se ha ido especializando en el sector de los viajes de negocios.

El objetivo de esta reforma será “dotar al establecimiento de una nueva atmósfera”, según han podido explicar desde la empresa turística. Los trabajos se centrarán, sobre todo, señalan, en la renovación de las 94 habitaciones con las que cuenta el hotel en estos momentos; con un cambio exhaustivo del mobiliario, la decoración y la pintura de las paredes -de tal manera que dirán adiós a su tradicional color amarillo por uno “más neutro”, indican-. También habrá una modernización de las instalaciones eléctricas.

Las zonas comunes, de restauración y las salas de conferencias también forman parte del proyecto que ya se está llevando acabo. Según indican desde la empresa habrá un especial énfasis en el área destinada a congresos y negocios, con un lavado de cara integral. La intención de la cadena es renovar también la fachada en estos próximos meses. Con todo, el objetivo del proyecto será dar un servicio “mejorado” y “actualizado” en base a las necesidades del cliente urbano y de negocios que buscan, añaden.

Esta es una de las mayores reformas efectuadas en el inmueble en su más de medio siglo de historia. Lo cierto es que el grupo Martinón ya tenía previsto actualizar y mejorar las instalaciones del Fataga desde su adquisición. De tal manera que la pandemia ha coincidido con la ejecución del proyecto, en pleno cero turístico como consecuencia de la crisis sanitaria y económica. Es más, este hotel de la capital grancanaria lleva sin abrir sus puertas desde que fuera declarado el estado de alarma el pasado 14 de marzo.

El proyecto es una de las 12 licencias turísticas tramitadas durante la crisis sanitaria

decoration

El hotel nació en 1962 con tan solo 36 habitaciones dobles. Por ese entonces el Fataga estaba situado en una solitaria Néstor de la Torre, con una avenida de Mesa y López todavía en construcción y un joven Mercado Central -situado justo enfrente- como epicentro del barrio. Tras la llegada de José Moriana Santisteban a la gerencia cuatro años más tarde el establecimiento aumentó su capacidad alojativa hasta superar las 90 unidades alojativas gracias a una ampliación del edificio, aunque durante los trabajos el negocio no cesó su actividad.

El edificio ha logrado mantenerse abierto desde la llamada época dorada del turismo en la capital grancanaria. Tras las distintas crisis de los 70 y el auge del Sur como gran polo turístico de la Isla, Moriana decidió reorientar el negocio, según explicó a este mismo diario el año pasado. De esta manera, pasó a enfocarse en los viajes de trabajo mucho antes que otros hoteles de la ciudad que también han terminado por adoptar este perfil, señaló en dicha entrevista. El estar alejado de la playa de Las Canteras y en mitad de una zona pujante entonces en cuanto al comercio se refiere -Mesa y López- fueron factores clave. De ahí que el grupo Martinón quiera continuar con esta línea más urbana frente a la de otros establecimientos de la compañía.

En los últimos meses, bajo la pandemia, el servicio de Urbanismo del Ayuntamiento capitalino ha agilizado una docena de licencias en materia turística con el objetivo de “dinamizar la economía” y crear empleo, según ha apuntado el concejal del área, Javier Doreste. Entre los permisos está incluido el del Fataga, pero también otros enfocadas en la mejora de hoteles emblemáticos como pueden ser el Cristina o el antiguo Sansofé en Las Canteras.

El crisis generada por el coronavirus ha hundido la ocupación hotelera en la ciudad, pero lo cierto es que esta ha vivido en los últimos años su mejor momento turístico desde la década de los 70. De hecho, el grupo Martinón está construyendo el que será su segundo hotel en la capital en el antiguo edificio de Correos junto al parque Santa Catalina.

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats