Suscríbete desde 1,50 €/mes

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Los ‘okupas’ de una casa en La Isleta se marchan tras hablar con los dueños

Los vecinos de la calle Tauro se unieron para impedir la ocupación ilegal en la zona

Los residentes de la calle Tauro confeccionan la alfombra de este año en honor a la Luz

Los residentes de la calle Tauro confeccionan la alfombra de este año en honor a la Luz LP/DLP

Los okupas de una casa en La Isleta accedieron a abandonar la vivienda tras mantener conversaciones con los dueños de esta. Todo después de que los vecinos se percataran de la ocupación ilegal y se comunicaran con los propietarios para informarles sobre la situación de su inmueble.

Los residentes de la calle Tauro han puesto fin al incidente de la ocupación ilegal de una de las casas del sector después de que la pareja que compró la vivienda acudiera el sábado pasado al lugar para conversar con las personas que estaban de okupas en su domicilio. “Al final los propietarios se acercaron para ver la situación y se dio la circunstancia de que se pusieron a hablar con el chico y la chica que estaban ocupando la casa y estos finalmente accedieron a desalojarla de mutuo acuerdo”, narra Vicente Díaz, uno de los vecinos que ha estado involucrado en todo el proceso.

“Los dueños estuvieron esperando un montón de tiempo, al principio la chica no estaba muy convencida pero se calmó y se dieron cuenta de que la pareja que había adquirido la vivienda, antes de que ellos se metieran a vivir ahí, necesitaban su casa. Esa misma noche los okupas recogieron todas sus cosas y se marcharon. Finalmente vino un cerrajero a cambiar la chapa y todo quedó solucionado”, explica Díaz. “La cosa se ha calmado en la calle, estamos tranquilos”, enfatiza, y es que para ellos retorna la paz al ver que el inmueble que perteneció a un vecino “muy querido” por ellos y que estuvo abandonado tras su muerte, ya tiene dueños.

Los ‘okupas’ de una casa en la La Isleta se marchan tras hablar con los dueños

Homenaje

Vicente Díaz también reseña que también quisieron cerrar este episodio “con broche de oro” realizando la alfombra a la que este año denominaron “Homenaje” y que elaboran los días 11 de octubre cada cuatro años, en honor a la virgen de La Luz. En esta ocasión han decidido hacerla con siluetas humanas de los mismos vecinos y bajo el diseño del pintor Pepe Dámaso. “Nos pareció buena idea hacerla porque permite mostrar la calle más allá de un conflicto puntual que teníamos tiene un espíritu de unión que prevalece”, cuenta Díaz.

De igual forma ha explicado que no quisieron dejar de lado la construcción de la alfombra tradicional ya que es un homenaje que pueden hacer solo una vez cada cuatro años porque es cuando el recorrido de Nuestra Señora de La Luz añade a la calle Tauro en su itinerario, procesión que no se pudo efectuar este año debido a la crisis del coronavirus. “Todos decidimos participar en la realización de la alfombra pese a las dificultades que representa la pandemia”, manifiesta Díaz. “Durante la elaboración de la alfombra también respetamos la distancia de seguridad, el uso de mascarillas y no estar mas de diez personas al mismo tiempo mientras la confeccionamos”, indica. “Quisimos hacerla con la silueta de los vecinos para darle el toque humano. Además, una obra de Pepe Dámaso del año 1979 fue la que sirvió de base para diseñarla y a partir de ahí hicimos unos moldes personalizado por cada persona”, relata el vecino.

El material principal de la alfombra siempre ha sido la sal pero este año se ha cambiado por la tiza para poder dibujar cada uno de los diseños. “La covid-19 no nos va a frenar, con esto tendremos un motivo para recordar que no nos rendimos en el 2020”, reitera Díaz. “En total somos unas 100 personas que estamos participando en la actividad. Los niños también se han unido para crear sus motivos con moldes de chapa de madera y añadiendo sus toques personales como la bandera de Canarias”. Finalmente concluye que el diseño de este año lo nombraron Homenaje porque es su forma “de honrar a la comunidad, a los que han partido a otro plano, al mundo, a la creación e incluso a Simón Pérez Reyes que en vida fuese sacerdote de la parroquia de La Luz”.

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats