Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Ciudad del Campo logra un mirador con los Presupuestos Participativos 2020

La idea tiene un coste de 160.000 euros | También tendrá un sendero peatonalizado para unir las calles Poeta Marcos Marín Artiles y Poeta José María Millares Sall

Vista desde Ciudad del Campo en una imagen de archivo.

Vista desde Ciudad del Campo en una imagen de archivo.

Entre los proyectos que también se han aprobado en el distrito Tamaraceite-San Lorenzo y Tenoya dentro de los Presupuestos Participativos del 2020 figuran algunos relacionados con la mejora del pavimento, alumbrado y alcantarillado. En este segmento se encuentra la terminación de la calle Casa Román, presentada por la Asociación de vecinos El Escorial El Román; la mejora del alumbrado público del camino viejo de San Lorenzo, de la Asociación de vecinos Lugar de Lugarejo; o la eliminación de la obstrucción del alcantarillado de recogida de aguas pluviales en la calle El Mecánico y El Cantero, que llevó a la convocatoria de este año la Asociación vecinal El Camino El Toscón. También pasó la votación popular la instalación de un parque para perros en la calle Llanos de Ucanca, de la asociación vecinas Yasmira, del barrio Las Mesas, y la de reeditar el libro Los alcaldes del municipio de San Lorenzo de Tamaraceite. Pueblos, Pagos, Barrios y otros aspectos, escrito por el historiador Juan Francisco Santana Domíguez, para que pueda ser repartido en los colegios y asociaciones con el fin de que los habitantes del distrito conozcan su historia. La iniciativa fue hecha por parte de la Asociación de Vecinos de El Román. | L. S. V.Ciudad del Campo contará con un parque-mirador y con un sendero peatonal que unirá las calles Poeta Marcos Martín Artiles y Poeta José María Millares Sall. Ambos proyectos, presentados por un vecino del barrio a los Presupuestos Participativos de 2020, han conseguido el mayor número de votos por lo que se incluirán en los Presupuestos Económicos del próximo año para su ejecución.

Se trata de 2 de los 16 proyectos que han sido aceptados para realizar en el distrito de Tamaraceite- San Lorenzo-Tenoya, que este año tiene un presupuesto de 509.718 euros para las iniciativas vecinales. Precisamente, a primeros de este mes, se inauguraba en el barrio un área infantil que también salió de los Presupuestos Participativos, aunque de 2018.

El parque mirador, que consiguió 76 votos, tiene un coste de 160.000 euros y se trata de uno de los proyectos aprobados de mayor financiación en el distrito junto al de pavimentar un trozo de vial en el barrio de El Román al tratarse de una salida al paraje Natural Mascuervo (107.000 euros). El sendero peatonal tiene una inversión de unos 27.000 euros y contó con la aceptación de 65 vecinos.

El proyecto, que se ejecutará en una curva de la calle Marcos Martín Artiles, entre los números 8 y 10, consistirá en la pavimentación de una superficie de 2.000 metros cuadrados desde donde divisar Piletas, Tamaraceite, la montaña de Arucas, Siete Palmas y La Isleta. El espacio público servirá para que adultos y niños dispongan de un área común en la que disfrutar al aire libre.

Para adecuar el entorno se propone utilizar rocalla o piedra con el fin de no intervenir demasiado en el paisaje, en el que hay vinagreras, acebuches y tabailbas, entre otras especies; y habilitar pequeños accesos para que vecinos de otras zonas cercanas puedan acceder a la montaña.

La iniciativa ha sido presentada por Oliver Perdomo, vecino del barrio, de profesión delineante y padre de dos hijos pequeños. “Llegué al barrio en 2005 y apenas había construidos dos edificios en la parte alta de Ciudad del Campo. A pesar de que el barrio nació de un Plan Parcial no se ha ejecutado ningún equipamiento por lo que se convirtió en un barrio dormitorio forzado”, relata Perdomo, que como otros jóvenes de la capital tuvo que salir a la periferia para adquirir su casa ante el coste de vivir en el centro de la ciudad.

Las propuestas, presentadas por un vecino, son las que más votos han recibido

decoration

Ciudad del Campo es un barrio joven, construido en la década del 2.000 sobre una loma del paraje Protegido de Pino Santo. Se encuentra entre los barrios de Piletas, Islas Perdida, El Toscón, Risco Negro y población diseminada de San Lorenzo. En la zona hay unas 2.000 viviendas construidas bajo el auspicio del Gobierno de Canarias y de inmobiliarias privadas.

El joven se muestra ilusionado porque le han admitido las dos propuestas, que han tenido que ajustarse a unos parámetros marcados por la concejalía de Participación Ciudadana para pasar la criba de los técnicos municipales antes de presentarlos a votación pública: el no superar el medio millón de euros, el que el suelo fuera de titularidad municipal y el que el proyecto sirviera para fomentar el encuentro intergeneracional, así como ser de interés general.

Perdomo señala que gracias a su perro conoce bien el barrio y sus necesidades, y lo que ha detectado es que la gente quiere hacer vida de barrio, poder salir a la calle y encontrarse con otros vecinos, llevar a sus hijos al parque, poder ir a comprar a una tienda cercana como ocurre en otros barrios de la capital. “Al no existir espacios comunes la gente llega aquí con el coche, se mete en el garaje y de ahí a su casa”, dice.

“La gran reivindicación de Ciudad del Campo es un parque urbano, no solo para los que vivimos aquí, sino para el resto de los barrios colindantes”, apunta el vecino, que ha presentado también está propuesta, aunque cree que se la han tirado para atrás por el coste económico que supone. Oliver Perdomo presentó en 2018 dos iniciativas que también fueron aprobadas: el parque infantil anteriormente mencionado y la mejora del alumbrado del mismo. Aún falta que el Ayuntamiento les pinte un mural con motivos infantiles para el muro de contención de la ladera del mismo parque.

El proyecto del sendero peatonal pretende unir la zona alta y baja de Ciudad del Campo y salvar el desnivel de la ladera para no utilizar el coche. La iniciativa permitiría cohexionar las dos zonas, que utilizan además de atajo algunos vecinos para acudir al centro comercial más cercano y a la parada de guaguas de Global que une Teror con la capital, y los dos parques infantiles. De este modo, los 900 metros se convertirían en apenas 200.

Los trabajos para la construcción de este sendero peatonal consistirían básicamente en seguir la línea de un antiguo camino que ha quedado en desuso, pavimentarlo con adoquines que permitan que la vegetación crezca para impactar lo menos posible en el medio ambiente, así como iluminarlo al inicio y al final para que la fauna del lugar no se vea afectada con la luz artificial.

Para su adecuación habría que podar la zona e incluso aprovechar para una pequeña reforestación para que el espacio no se erosione más. En la propuesta también figura la construcción de una zona de aparcamiento señalizado en la zona alta para los empleados de Emalsa ya que cerca hay un depósito de agua.

De la mejora del alumbrado a la reedición de un libro 


Entre los proyectos que también se han aprobado en el distrito Tamaraceite-San Lorenzo y Tenoya dentro de los Presupuestos Participativos del 2020 figuran algunos relacionados con la mejora del pavimento, alumbrado y alcantarillado. En este segmento se encuentra la terminación de la calle Casa Román, presentada por la Asociación de vecinos El Escorial El Román; la mejora del alumbrado público del camino viejo de San Lorenzo, de la Asociación de vecinos Lugar de Lugarejo; o la eliminación de la obstrucción del alcantarillado de recogida de aguas pluviales en la calle El Mecánico y El Cantero, que llevó a la convocatoria de este año la Asociación vecinal El Camino El Toscón. También pasó la votación popular la instalación de un parque para perros en la calle Llanos de Ucanca, de la asociación vecinas Yasmira, del barrio Las Mesas, y la de reeditar el libro 'Los alcaldes del municipio de San Lorenzo de Tamaraceite. Pueblos, Pagos, Barrios y otros aspectos', escrito por el historiador Juan Francisco Santana Domíguez, para que pueda ser repartido en los colegios y asociaciones con el fin de que los habitantes del distrito conozcan su historia. La iniciativa fue hecha por parte de la Asociación de Vecinos de El Román. | L. S. V.

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats