El Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria estudia la viabilidad de crear un parque de cenizas en el cementerio de San Lázaro, un espacio que permitirá a los vecinos y vecinas de la capital depositar en urnas degradables las cenizas de sus seres queridos. El concejal de Salud Pública, Protección Animal y Cementerios, Luis Zamorano, señaló que, de acometerse esta obra, “sería la primera de estas características en Canarias y una de las pocas ciudades españolas en disponer de ella”.

Dicho parque de cenizas se ubicaría en la zona oeste del Sector U de San Lázaro, con una superficie aproximada de 3.500 metros cuadrados. Para el edil, “esta propuesta se ajusta a la nueva concepción de camposantos, en los que predominan los espacios amables y de esparcimiento, privilegiando las zonas verdes y adecuándose a las nuevas necesidades sociales”. En este sentido, unos 500 m2 de este parque se destinarían para colocar parcelas de concesiones a familias que opten por este tipo de enterramientos. Otros 1.000 m2 se asignarían para zonas comunes de esparcimiento y los restantes 2.500 m2 englobarían para nuevas zonas verdes, senderos y espacios de descanso.

Zamorano agregó que este parque “estaría dotado con distintas especies de árboles y arbustos distribuidos por todo el recinto, dejando los espacios entre la vegetación para las parcelas familiares, zonas comunes, y caminos”. El edil capitalino manifestó que este proyecto “supondría un paso más en la mejora de las infraestructuras municipales, cubriendo las nuevas necesidades de los ciudadanos de la capital. Es importante que nuestras familias o que nosotros mismos podamos decidir qué queremos hacer con nuestros restos y que el Ayuntamiento ofrezca nuevas alternativas”, agregó. El cementerio de San Lázaro es el más grande de la ciudad y el único con terrenos disponibles para su expansión. Se inauguró en 1960, integrado en el barrio de Siete Palmas y, además, dispone de espacios destinados a entierros de miembros de las comunidades judía e islámica.